Avís | Aviso

Avís | Aviso
=> Versió en català (la primera part de l'entrada)
=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dilluns, 18 de juliol de 2016

Vuitanta anys de franquisme --- Ochenta años de franquismo

[Entrada 133]

Vuitanta anys de franquisme


Vuitanta anys es compleixen avui del cop d'estat de 1936. Un cop d'estat que va fracassar però que va donar el tret de sortida a una llarga guerra civil, que alguns van usar de laboratori d'assaig per a la segona guerra mundial.

Vuitanta anys després el feixisme encara és present als nostres carrers... Encara hi ha noms de carrers i places en força ciutats: Madrid, Lleida... Encara hi ha monuments d'aquells que s'aixecaren contra un règim democràtic legalment establert, com el monument de Tortosa...

Una guerra fratricida de la qual que només s'ha permès la reconciliació al bàndol vencedor, però que encara és hora que es demanin responsabilitats pels crims, per la corrupció i pels abusos dels qui van vèncer.

Vuitanta anys després el nacional-catolicisme encara és present en la societat civil de moltes poblacions i en les polítiques neofranquistes del govern ara en funcions.

Vuitanta anys després encara està pendent la reforma econòmica d'un país que fou profundament agrícola, que va viure de les seves colònies durant quasi 400 anys, i que encara avui viu d'aquella antiga glòria, però que no té una orientació econòmica clara.

Vuitanta anys després encara seguim lluitant a Catalunya, Euskadi, Galícia...

Vuitanta anys negres per a la història.

Una abraçada.








Ochenta años de franquismo


Ochenta años se cumplen hoy del golpe de estado de 1936. Un golpe de estado que fracasó pero que dio el pistoletazo de salida a una larga guerra civil, que algunos usaron de laboratorio de ensayo para la segunda guerra mundial .

Ochenta años después el fascismo todavía está presente en nuestras calles ... Todavía hay nombres de calles y plazas en bastantes ciudades: Madrid, Lérida ... Todavía hay monumentos de aquellos que se levantaron contra un régimen democrático legalmente establecido como el monumento de Tortosa ...

Una guerra fratricida de la que que sólo se ha permitido la reconciliación al bando vencedor, pero que aún es hora de que se pidan responsabilidades por los crímenes, por la corrupción y los abusos de los que vencieron.

Ochenta años después el nacional-catolicismo todavía está presente en la sociedad civil de muchas poblaciones y en las políticas neofranquistas del gobierno ahora en funciones.

Ochenta años después todavía está pendiente la reforma económica de un país que fue profundamente agrícola, que vivió de sus colonias durante casi 400 años, y que aún hoy vive de aquella antigua gloria, pero que no tiene una orientación económica clara.

Ochenta años después aún seguimos luchando en Cataluña, Euskadi, Galicia...

Ochenta años negros para la historia.

Un abrazo.


4 comentaris:

  1. La realidad de nuestro país está lastrada por dos hechos históricos lamentables. El primero es que a diferencia de otros paises de nuestro entorno, aquí el fascismo triunfó y "gobernó" a sus anchas durante 40 aňos. El segundo vino después, con transición, cuando renunciamos a la posibilidad de una rehabilitación democrática del país, de sus instituciones, y de sus propios ciudadanos. De este modo, mientras toda Europa rinde tributo a los que lucharon por la libertad y contra el fascismo, (incluyendo a los británicos que vinieron voluntarios a luchar contra el fascismo en Espaňa, o a los repúblicanos espaňoles que liberaron París), nosotros llevamos otros 40 aňos dándo vueltas a un relato sobre la lucha entre hermanos, dónde no hubo ni buenos ni malos, ni vencedores ni vencidos y donde las propias víctimas fueron las responsables de cuanto les había sucedido.
    Reflexionando sobre Hiroshima, Kenzaburo Oe hablaba de que allí se cometieron dos crímenes, uno el del exterminio masivo de civiles, que por efecto de la radiación se prolongó durante décadas. El otro crimen fue "el de negar el derecho de los muertos a permanecer en la memoria de los vivos", en relación a la devastación, manipulación y censura ejercidas por parte de los ocupantes (Aliados),cuya traducción directa fue responsabilizar, condenar y silenciar a las víctimas. Salvando las distancias, creo que nosotros hemos hecho algo parecido, salvo que aquí, respetando la versión oficial, lo hicimos, y todavía continuamos haciéndolo entre nosotros.

    Un abrazo
    Pucho

    ResponElimina
    Respostes
    1. Sin duda esa es nuestra historia reciente. No hay que olvidar que esa guerra civil venia ya lastrada por una historia bastante compleja que algunos califican de penosa. Como las aspiraciones a un imperio europeo de los Austrias, el santo tribunal de la Inquisición o la contra revolucionaria Guerra de la Independencia, que dejaron al país que había dominado buena parte del mundo en una situación de pobreza, atraso social y "casposidad" política que aún no hemos podido dejar atrás. Una "casposidad" que ha quedado muy patente en la actividad legislativa en mayoría absoluta de ese gobierno aún hoy en funciones.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
  2. Respostes
    1. Me alegra tu aportación en forma de comentario y te la agradezco mucho, aunque yo ya no lo vea complicado, sino a dos españas que no saben o no quieren saber como reconciliarse. La intransigencia y los enfrentamientos siguen abiertos...

      Un abrazo.

      Elimina