Avís | Aviso

Avís | Aviso
=> Versió en català (la primera part de l'entrada)
=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

diumenge, 15 de juny de 2014

On és el problema. --- Donde está el problema.

[Entrada 49]

On és el problema.


Suposo que em teniu per un gran nacionalista i independentista català. De fet, crec que no us equivoqueu, malgrat que considero els nacionalismes, igual que les religions, un engany que no pretén més que la manipulació i utilització de la gent, un odi visceral (vull dir no racional) al nacionalisme espanyol que va desenvolupar en mi el franquisme m'ha dut, com a reacció, al nacionalisme català, malgrat que sóc ben conscient del que és i de que en realitat no és en mi més que una actitud estratègica. No vull el nacionalisme espanyol dels nostres dictadors del segle XX (Primo de Rivera i Franco) ni que em matin. La meva Espanya, si fos possible seria plural i diversa i no uniformitzadora i excloent.

Malgrat això, sóc ben conscient de què l'autentic problema és la equitat i la llibertat, i no només a Espanya, sinó a tot el món. Em preocupa el país, el món que us estem deixant, el que us estan muntant els ultraliberals, que el justifiquen amb mentides i mitges veritats, un món basat en l'abús i la precarietat. Aquest és l'autentic problema. I això és el que em preocupa de veritat.

És que ens estant anul·lant la creativitat, el criteri independent, el sentit critic... I a sobre ens volen fer creure que el progrés són els 6.000 anys de guerres continues que conformen la nostra història i els abusos de la minoria que controla la riquesa i que sotmet i explota a la majoria.

I el que em revolta és que sou majoria els que no us n'adoneu o, pitjor encara, que no us en voleu adonar.

Una abraçada.






Donde está el problema.


Supongo que me consideráis un gran nacionalista e independentista catalán. De hecho, creo que no os equivocáis, aunque considero los nacionalismos, al igual que las religiones, un engaño que no pretende más que la manipulación y utilización de la gente, un odio visceral (quiero decir no racional) al nacionalismo español que desarrolló en mí el franquismo me ha llevado, como reacción, al nacionalismo catalán, a pesar de que soy muy consciente de lo que es y de que en realidad no es en mí más que una actitud estratégica. No quiero el nacionalismo español de nuestros dictadores del siglo XX (Primo de Rivera y Franco) aunque que me maten. Mi España, si fuera posible, sería plural y diversa y no uniformizadora y excluyente.

Sin embargo, soy consciente de que el verdadero problema es la equidad y la libertad, y no sólo en España, sino en todo el mundo. Me preocupa el país, mejor dicho el mundo, que os estamos dejando, el que os están montando los ultraliberales, que lo justifican con mentiras y medias verdades, un mundo basado en el abuso y la precariedad. Este es el verdadero problema. Y eso es lo que me preocupa de verdad.

Es que nos están anulando la creatividad, el criterio independiente, el sentido crítico... Y encima nos quieren hacer creer que el progreso son los 6.000 años de guerras continuas que conforman nuestra historia y los abusos de la minoría que controla la riqueza y que somete y explota a la mayoría.

Y lo que me subleva es que sois mayoría los que no os dais cuenta de ello o, peor aún, que no os queréis dar cuenta.

Un abrazo.

10 comentaris:

  1. Sens dubte tots els extrems són dolents, Josep, encara que, de vegades, la radicalització, en múltiples ocasions, és la resposta natural davant d'una pressió externa. Com més fort copegis una pilota, més fort et vindrà de tornada. És pura física. Pel que fa al nacionalisme català, penso que els ultraliberals de CiU estan fent un ús pervers d'aquest sentiment, que, potser perquè és una actitud molt visceral, és més fàcil de manipular. El sentiment és més dèbil que la raó. Penso també que els de CiU volen vendre l'independentisme com una caixa buida, i en la qual no se sap exactament què és el que hi ha dins. El seu somni és una república neoliberal i catòlica?. Catalunya, com a república independent, seria també un estat multiètnic, social i ideològicament divers i multicultural. El problema seria escapar d'una ratera per entrar en una altra. Ufff, un tema complicat. Una forta abraçada, Josep.

    ResponElimina
    Respostes
    1. El fet és que el meu post no volia anar sobre els nacionalismes, que ja he dit que són nefastos.

      Sobre el tema CiU. Convé tenir clar que hi ha una U que no vol dir ultraliberal, però que clarament ho és i una C (que és el partit del Sr. Mas) que no ho és tan i que es mou entre l'ultrliberalisme i una socialdemocràcia força aigualida.

      Jo sóc dels que defensen que si es fes el referendum, guanyés la opció que guanyés, jo tindria seriosos problemes l'endemà mateix. La independència em faria lluitar per l'estat dels meus somnis i amb la no independència el problema seria com seguir a Espanya si no fem una constitució nova... ¿Votant Podemos?

      Moltes gràcies per l'aportació del teu comentari.

      Una abraçada

      Elimina
  2. (Això de la camiseta vermella de la meva avatar és només conjuntural, Josep. El meu nacionalisme espanyolista acaba al final del partit, hahaha.)

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hahahahahahaha... Se't veu el "plumero".., Hahahahahahahaha...

      De fet, et comprenc perquè a la final de la copa d'Europa vaig ser del Atlético per unes hores... ;)

      Una altra abraçada.

      Elimina
  3. se dan cuenta sino que 'miran pa' otro lado' :/

    ResponElimina
    Respostes
    1. Mirar para otro lado aún es peor que no querer darse cuenta, pero lo que me temo es que simplemente les han vendado los ojos...

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
  4. Pues yo lo k creo es k no hay nada k aga mas daño a una sociedad k los malditos nacionalismos (ni de unos ni de otros). Acaso el nacionalismo no es una forma de represion,k insiste en ecapsular a una parte de la sociedad bajo unas fronteras imaginarias,con unos fines nada claros? Mas nos valdria ser mas abiertos y plurales,y comvivir en armonia y en paz. Alomejor si todos los ciudadanos empezaramos a abrir los ojos,comenzariamos a ver la inmundicia con las k los politicuchos nos tienen engañados,y un profundo cambio en las sociedad seria posible....

    Besitosss !!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Como le dije a @Roberto T. el tema de este post no pretendía ser el nacionalismo sino denunciar cual es el verdadero problema...

      Dicen que la mejor defensa es un buen ataque, i los catalanes no nos podemos quedar de brazos cruzados ante los ataques continuos y sistemáticos del nacionalismo español del PPSOE... Ya dije que Mi España, si fuera posible, sería plural y diversa y no uniformizadora y excluyente..

      Pero al fin i al cabo todo esa disputa que por otro lado capitanean CiU y ERC no es más que una cortina de humo... Detrás de todo eso está la acumulación de la riqueza en unas pocas manos y la precariedad y la pobreza para los demás... Anulando las libertades para que no pensemos y no luchemos contra sus abusos...

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
  5. Para mi el nacionalismo y la xenofobia son dos realidades que conviven tan próximas, que a menudo forman parte la una de la otra. Y esto a mi no me gusta.
    Entiendo perfectamente tu repulsa por el nacionalismo espaňol, especialmente vinculado a la dictadura. Yo no lo viví, pero si me ha tocado vivir con el tufo que desde aquellos aquellos tiempos ha llegado hasta nuestros días, así que creo que me puedo hacer una idea de lo que pudo ser esa época. No comparto sin embargo la idea de que el nacionalismo catalán sea la respuesta. Mucho menos la alternativa, especialmente para una persona que defiende los principios a los que tu aludes.
    Para mi es un error apoyar algo que en lugar de oponerse al actual gobierno, y sus nefastas políticas, en muchos casos herederas y nostálgicas de la dictadura, se haya postulado como oposición al pueblo espaňol en su conjunto, o mejor dicho, a los pueblos, porque Espaňa, como tu bien dices, es un conjunto de pueblos plurales y diversos. Y curiosamente es desde el discurso nacionalista periférico donde por oposición más empeňo se pone en dar una idea uniformadora de los espaňoles y falsamente homogénea.
    Hace nada he pasado unos días en Barcelona, por el Primavera Sound. Hace ya casi un aňo que no iba y la verdad es que noté la diferencia, lo que han cambiado las cosas en estos meses. Ya no es sólo lo de las "esteladas" por todos lados, es que se nota en el ambiente el empuje y la ilusión independentista, lo cual me parece totalmente lícito y respetable. Pero al venir desde Madrid, donde se cuecen unas ilusiones diferentes, la verdad es que la sensación es un poco triste, por ver toda esa implicación social y esa fuerza que podría haberse convertido en el detonante que lograse cambiar la sociedad y el gobierno en Espaňa, y que en lugar de eso ha preferido empacharse en su propio ego y en la búsqueda de su propio beneficio.
    Uno puede entender que por puro hastío os entren ganas de largaros, al fin y al cabo somos muchos a los que de vez en cuando nos entran unas ganas locas de escapar a Australia ( por aquello de que es lo que queda más lejos de Espaňa), pero ese discurso nacionalista tan víctimista, tan falso y tan manipulador..., encima comandado por los amigos del 3% y los herederos del clan Pujol - Ferrusola, que serán mejores que Don Mariano y su tribu (ser peor roza lo imposible), pero el paradigma de la equidad, la honradez y la justicia social tampoco es que sean, lo cual en mi opinión los desacredita por completo como alternativa. (Y me dejo al iluminado del Sr Junqueras para otro día, porque lo de este hombre tiene tema a parte).
    Al final, irónicamente, esta siendo desde Madrid, esos tan rancios, insolidarios y excluyentes de los que habláis siempre, los que están día tras día al frente de la lucha común por los derechos sociales, por la educación, o por la sanidad pública. Ha sido aquí donde nació el movimiento de indignación ciudadana y donde ahora se ha transformado en iniciativa política. Quizás al final todo quedará en el intento y no se consigan cambiar las cosas, pero al menos aquí si se habrá dado de verdad la batalla por intentar acabar con eso que tu llamas el verdadero problema.

    Abrazos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Me parece que estamos mas que de acuerdo en lo basico. Lo mas importante no esta en los nacionalismos sino en la justicia y libertad.

      Lamento que difiramos en la vision estrategica, aunque que se que mi lado tengo gente tan de izquierdas como la CUP o una parte de ICV (cuyas visiones estan muy alejadas de la de los pujoles y ferrusolas, Mas incluso, aunque no tanto, de Junqueras), creo que en eso va a costar aproximarnos. No por que me cueste hablar de ello, sino porque me parece que tu vision de Espanya (estoy usando un teclado sin acentos ni enyes y uso la grafia ny que se usa en catalan) no te permite ver que al final va ser Europa nuestra patria comun y que mas da si Catalunya sigue o no bajo el borbon...

      Muchas gracias por la aportacion de tu extenso comentario.

      Un abrazo.

      Elimina