Avís | Aviso

Avís | Aviso
=> Versió en català (la primera part de l'entrada)
=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

diumenge, 21 de juny de 2015

El darrer comiat --- La última despedida

[Entrada 97]

El darrer comiat


No, encara no vull tancar el blog ni penso en abandonar-lo, em vull referir a un altre mena de comiat, al definitiu, el que ens du a la tomba. Tampoc tinc pressa per morir, però ahir vaig veure una pel·lícula que acaba amb una festa de comiat d'aquesta mena on ballen i riuen. Es tracta de What We Did on Our Holiday, títol que han mal-traduït per Nuestro último verano en Escocia. Una amable comèdia anglesa molt recomanable per als fans d'aquesta mena d'humor, l'anglès, que tant ens agrada als catalans.

M'agradaria... M'agradaria molt que a la meva mort fóssiu capaços de fer una festa plena d'alegria per celebrar la felicitat que hem compartit, el molt que m'heu donat i els moments en què us hagi pogut ser útil.

Li vaig dir a la meva parella: m'agradaria un comiat com aquest.

Esperem que encara falti molt, que trigui molt en arribar el moment... Però quan arribi: ALEGRIA I FESTA! He estat molt feliç de compartir aquesta vida amb vosaltres i aquell serà el moment de celebrar-ho encara que sigui sense mi.

Una abraçada.








La última despedida


No, todavía no quiero cerrar el blog ni pienso en abandonarlo, me quiero referir a otro tipo de despedida, la definitiva, la que nos lleva a la tumba. Tampoco tengo prisa por morir, pero ayer vi una película que acaba con una fiesta de despedida de ese tipo donde bailan y ríen. Se trata de What We Did on Our Holiday, título que han mal-traducido por Nuestro último verano en Escocia. Una amable comedia inglesa muy recomendable para los fans de esta clase de humor, el inglés, que tanto nos gusta a los catalanes.

Me gustaría... Me gustaría mucho que a mi muerte fuerais capaces de montar una fiesta llena de alegría para celebrar la felicidad que hemos compartido, lo mucho que me habéis dado y los momentos en que os haya podido ser útil.

Li dije a mi pareja: Me gustaría una despedida como esta.

Esperemos que aún falte mucho, que tarde mucho en llegar el momento... Pero cuando llegue: ¡ALEGRÍA Y FIESTA! He sido muy feliz de compartir esta vida con vosotros y ese será el momento de celebrarlo, aunque sea sin mí.

Un abrazo.

12 comentaris:

  1. ¡COPIOOOOOÓN! ha sido lo primero que he pensado al leerte por la coincidencia conmigo; y he ido a los inicios de mi olvidado blog, NUEVE AÑOS casi, a ver si habías comentado entonces; pero NO. Fue un post más largo, pero coincidimos, en esencia, en eso: ¡FIESTA! aunque la centre más en, la mesa.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Jajajajajaja... Me sabe mal, pero mi inspiración no fuiste tú.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
  2. No se porqué tu reflexión me ha traido a la memoria una pequeña anécdota personal de mis tiempos del colegio. Fue durante una clase de religión en la que el cura nos animaba a plantear cualquier duda de fe que tuviéramos. Como nadie se animaba a decir algo, acabó pidiendo que cada uno pusiese por escrito una pregunta de forma anónima que él contestaría luego. Yo nunca he tenido fe religiosa, ni he sentido interés o afinidad alguna por la moral cristiana, pero aún así decidí tomarme aquello en serio y escribí en mi nota: "no entiendo que vengamos al mundo para acabar muriendo. No entiendo la muerte". Cuando luego llegó el turno de respuestas, aquel hombre primero se tomó unos segundos para meditar y después contestó algo así como " para la persona que escribió esto, es normal que tenga estas dudas, son producto de la edad, dentro de unos años él mismo encontrará la respuesta". Pues bien, han pasado ya como unos 20 años desde aquel momento y esa respuesta todavía no la he encontrado. Durante este tiempo he tenido que afrontar la pérdida de personas a las quería profundamente y lo único que siento es que cada vez lo entiendo menos. Si que puedo recordar los momentos felices que compartimos. Puedo agradecer la forma en la que de una manera u otra contribuyeron a mi propia construcción como persona y reconocer su huella permanente en mi. Pero todo esto, lejos de animarme a celebrar una fiesta, no hace más que agrandar mi dolor por su pérdida.
    Personalmente nunca he sentido gran apego por mi propia vida. Bien es cierto que nunca he tenido que enfrentarme a la posibilidad de perderla de manera "inminente". Cuando llegue ese momento quizás lo sienta de otra manera. De momento, mi única certeza es haber pasado por algun momento en el que mi propia vida me llegó a "pesar" bastante y creo que entonces lo que más tiró de mi fue el deseo de evitar que alguien pudiese pasar por mi ese dolor que yo había pasado antes por otros.
    Creo que ante mi muerte yo casi preferiría que nadie se enterase, o si eso no pudiera ser, que a nadie le importase. Y creo que al final, hasta lo acabaré consiguiendo.

    Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. De ahí; la fe religiosa. La vida misma NO tiene sentido: un principio; un desarrollo, más o menos largo y enriquecedor; y, un final; o quizás sí, ese sea SU sentido: nacer PARA morir.

      La conjunción material; que se mantiene sin descomponer, inexplicablemente, por un principio energético (que ni se crea ni se destruye) in material; que llamamos vida; si queremos darle SENTIDO, que no deja de ser un concepto, por tanto: inmaterial; debe buscarse en ese campo inmaterial, espiritual; TRASCENDENTE; al estilo de la energía, que ni se crea ni se destruye. Algunos, a esa energía, preexistente y trascendente, le llaman dios; y, algunos, incluso, "personifican" a ese dios y le establecen derechos de relación. Pero; llegados a este punto; todo depende de las condiciones del recipiente.

      Elimina
    2. Querido Bétulo, la fe religiosa otorga sentido a la muerte?. Te voy a responder con un poema:

      "Madrid es una ciudad de más de un millón de cadáveres (según las últimas estadísticas).
      A veces en la noche yo me revuelvo y me incorporo en este nicho en el que hace 45 años que me pudro,
      y paso largas horas oyendo gemir al huracán, o ladrar los perros, o fluir blandamente la luz de la luna.
      Y paso largas horas gimiendo como el huracán, ladrando como un perro enfurecido, fluyendo como la leche de la ubre caliente de una gran vaca amarilla.
      Y paso largas horas preguntándole a Dios, preguntándole por qué se pudre lentamente mi alma,
      por qué se pudren más de un millón de cadáveres en esta ciudad de Madrid,
      por qué mil millones de cadáveres se pudren lentamente en el mundo.
      Dime, ¿qué huerto quieres abonar con nuestra podredumbre? ¿Temes que se te sequen los grandes rosales del día,
      las tristes azucenas letales de tus noches? "

      (Dámaso Alonso, Madrid, 1944)

      De todas formas, tanto los cristianos con su "vida eterna", como mis queridos amigos japoneses (budistas\shintoistas) que sienten que la vida es aprendizaje, que han sido y volverán a ser de nuevo, y que mientras tanto, entre vida y vida, sus espíritus permanecerán en los lugares en los lugares en los que fueron felices, jugais en último término con la misma trampa. Simplementes estais negando la muerte.

      Un abrazo

      Elimina
    3. Evidentemente Pucho, estamos de acuerdo en que las religiones no se caracterizan por aclarar el sentido de la vida. Sin ser panteísta, porque no creo en seres superiores ni en divinidad de ninguna clase, me siento parte del mundo, no vine a él porque ya estaba aquí, ni me voy a ir, seguiré aquí. La muerte al igual que el nacimiento forman parte de nuestra vida, son nuestra vida... Morir no es necesariamente, triste, perder a ser querido sí y por eso comprendo muy bien todo lo que dices, aunque haga la propuesta que hago i que pienso escribir en mi testamento vital.

      Muchas gracias por tu comentario, creo que realmente has aportado algo valioso.

      Un abrazo.

      Elimina
    4. @ Pucho:

      NOOOOO, al contrario; es precisamente la ACEPTACIÓN de la muerte lo que DA SENTIDO a la vida; para quien tiene un planteamiento existencial trascendente.

      Son, los que carecen del sentido trascendental, los que NIEGAN la muerte; que, aunque sea una REALIDAD, no pueden aceptarla al significar el final de lo que se tienen puestas las aspiraciones propias.

      Elimina
    5. Me sabe mal, yo soy de los intrascendentes que no cree que la muerta vaya más allá de ser el final de una vida biológica, y que no hay más que eso, una vida biológica.

      Los hay que se permiten inferir que si no hay más, todo vale, que la ètica no tiene sentido etc. Creo que esos aún no han entendido como funciona la naturaleza... Y así vamos.

      Un abrazo.

      Elimina
  3. Ufffff... un tema que, de un tiempo a esta parte, me toca muy de cerca, amigo Peace. Ciertamente me gustaría que tods las locas que tengo por amigos me despidieran con tremenda festichola, pero a juzgar por las reacciones de varios ante nuestro accidente, puedo descartar la posibilidad jejeje. Creo que la próxima vez me muero de una para que no tengan que llorar en vano los muy pelotudos jajajaja.

    Hablando (más) en serio, con el transcurso de los años yo tampoco le encuentro mucho sentido al nacer y al morir pero, si algo me queda claro, es que mientras dure hay que disfrutar. Si encima que no tiene sentido nuestra existenciaen este mundo uno la pasa mal, el sinsentido se multiplica.

    ResponElimina
    Respostes
    1. En algún momento se discutió sobre el sexo de los ángeles, para mí querer hallarle sentido a la vida más allá de la pura biología está en la misma línea... ¿Qué sentido tiene el mundo?

      Muchas gracias por el comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
  4. Josep, a un arrisc de semblar-te pedant te comunic que després de la mort de Buda la seva ombra es va reflectir durant segles a una caverna. Una ombra horrible i esgarrifosa. Déu és mort però tal i com és l'espècie humana potser durant milers d'anys encara hi haurà cavernes on la seva ombra es reflectirà. Vencin l'ombra del seu interior!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Jo també dec de ser pedant. M'ha agradat molt que ens recordis això, l'ombra de les religions també és allargada, com la dels xiprers.

      Moltes gràcies pel comentari.

      Una abraçada.

      Elimina