Avís | Aviso

Avís | Aviso
=> Versió en català (la primera part de l'entrada)
=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dilluns, 19 de maig de 2014

Consum col·laboratiu --- Consumo colaborativo

[Entrada 47]

Consum col·laboratiu


Cada dia hi ha més gent que creu que si no s'ha acabat amb el frau fiscal i amb l'economia submergida és perquè no hi ha voluntat política de fer-ho. Hi ha qui defensa que avui en dia només caldria suprimir els diners i forçar a que tota transacció monetària d'un cèntim o més es fes per via electrònica cosa que els donaria la possibilitat d'un control exhaustiu i per tant una transparència total.

Personalment veig fora d'aquesta proposta els intercanvis de favors i els de productes, és a dir, la clàssica barata. Possiblement això impulsaria un mercat negre i un sistema monetari descontrolat basat en els pagament en or i altres metalls nobles... I tornaríem a ser-hi.

De fet, aquest mercat paral·lel, sense intercanvi monetari, ja existeix i se'l coneix com a consum col·laboratiu. Aquest a sorgit per fer front al abusos dels intermediaris que sense aportar més valor que la distribució abusen de productors i consumidors.

Per a qui no sàpiga de què parlo transcric aquest textos als que he pogut accedir des de http://www.consumocolaborativo.com
El consum col·laboratiu és l'exemple més actual del valor que el web proporciona als consumidors. Fins i tot la revista TIME l'ha inclòs com una de les 10 idees que canviaran el món.

Viatgen arreu del món allotjant-se en cases de desconeguts. Demanen préstecs personals a particulars quan el banc no els els dóna. Si necessiten un lampista o una mudança, sol·liciten el servei a canvi d'un altre favor. Fan la compra encarregant la verdura, la llet o els ous directament als productors.

Per què prescindeixen d'intermediaris ?

Na Carme té dues hipoteques, un deute amb la targeta de crèdit... i necessita 2.000 euros per pagar a Hisenda. El seu banc no li dóna un altre préstec i ha decidit recórrer a una pàgina que posa en contacte persones amb nòmina que necessiten liquiditat, amb particulars que poden prestar-lo. En Rafel és un d'ells. Part dels seus estalvis els destina a facilitar petits crèdits a un interès que no el farà ric, però que li permet donar un cop de mà i fer una mica de negoci.

En Cristòfol aposta pel "consum col·laboratiu", en lloc d'acumular, comparteix. Intercanvia la roba del seu fill a mesura que va creixent, crida a un lampista a qui paga amb un altre favor, i en ocasions sopa a la casa d'uns particulars a qui no coneix.

En Joanjo, que acaba d'arribar d'Argentina en viatge de negocis, tampoc coneix de res a en Fernando, i avui dormirà a casa seva... a Espanya hi ha 200.000 persones que practiquen el “couch surfing”. Posen el seu sofà a disposició dels clients amb la intenció de fer el mateix quan viatgin a altres països.

Na Marta porta a casa seva una bossa amb quatre quilos de verdures i hortalisses per la qual ha pagat catorze euros. No ha pogut triar el seu contingut, però sap que tot és de temporada i recentment recollit. Els "grups de consum" són cada vegada més populars. Són particulars, veïns del barri que s'agrupen per fer comandes conjunts directament als productors.
¿Serà el principi del fi del capitalisme?

Una abraçada.

PS: Estaré dues setmanes absent, ens veiem a la meva tornada.






Consumo colaborativo


Cada día hay más gente que cree que si no se ha acabado con el fraude fiscal y con la economía sumergida es porque no hay voluntad política de hacerlo. Hay quien defiende que hoy en día sólo habría que suprimir el dinero y forzar a que toda transacción monetaria de un céntimo o más se hiciera por vía electrónica lo cual les daría la posibilidad de un control exhaustivo y por tanto una transparencia total.

Personalmente veo fuera de esta propuesta los intercambios de favores y los de productos, es decir, el clásico trueque. Posiblemente esto impulsaría un mercado negro y un sistema monetario descontrolado basado en los pago en oro y otros metales nobles... Y volveríamos a lo mismo.

De hecho, ese mercado paralelo, sin intercambio monetario, ya existe y se le conoce como consumo colaborativo. Este a surgido para hacer frente al abuso de los intermediarios que sin aportar más valor que la distribución abusan de productores y consumidores.

Para quien no sepa de qué hablo transcribo estos textos a los que he podido acceder desde http://www.consumocolaborativo.com
El consumo colaborativo es el ejemplo más actual del valor que la web proporciona a los consumidores. Hasta la revista TIME lo ha incluido como una de las 10 ideas que van a cambiar el mundo.

Viajan por todo el mundo alojándose en casas de desconocidos. Piden préstamos personales a particulares cuando el banco no se los da. Si necesitan un fontanero o una mudanza, solicitan el servicio a cambio de otro favor. Hacen la compra encargando la verdura, la leche o los huevos directamente a los productores.

¿Por qué prescinden de intermediarios?

Carmen tiene dos hipotecas, una deuda con la tarjeta de crédito… y necesita 2.000 euros para pagar a Hacienda. Su banco no le da otro préstamo y ha decidido recurrir a una página que pone en contacto a personas con nómina que necesitan liquidez, con particulares que pueden prestarlo. Rafael es uno de ellos. Parte de sus ahorros los destina a facilitar pequeños créditos a un interés que no le va a hacer rico, pero que le permite echar una mano y hacer algo de negocio.

Cristóbal apuesta por el “consumo colaborativo”, en lugar de acumular, comparte. Intercambia la ropa de su hijo a medida que va creciendo, llama a un fontanero al que paga con otro favor, y en ocasiones cena en la casa de unos particulares a quienes no conoce.

Juanjo, que acaba de llegar de Argentina en viaje de negocios, tampoco conoce de nada a Fernando, y hoy va a dormir en su casa… en España hay 200.000 personas que practican el “couch surfing”. Ponen su sofá a disposición de visitantes con la intención de hacer lo mismo cuando viajen a otros países.

Marta se lleva a casa una bolsa con cuatro kilos de verduras y hortalizas por la que ha pagado catorce euros. No ha podido elegir su contenido, pero sabe que todo es de temporada y recién recogido. Los “grupos de consumo“son cada vez más populares. Son particulares, vecinos del barrio que se agrupan para hacer pedidos conjuntos directamente a los productores.
¿Será el principio del fin del capitalismo?

Un abrazo.

PS: Voy a estar dos semanas ausente, nos vemos a mi vuelta.

8 comentaris:

  1. Este es un hecho muy curioso,mi madre x ejemplo en vez de comprar los tomates en la tienda,los compra a una señora k los produce en su huerto,y los huevos y la miel en una tienda sin intermediarios k vende lo k producen sus propios proveedores coperativistas.Yo creo k esto ni mucho menos es el fin de este salvaje capitalismo al k estamos acostumbrados,lo k pasa es k la gente cada vez es mas consciente,de k nos estan vendiendo mierda a precio de oro,y ah descubierto k adkiriendo productos de alta calidad directamente de sus medios de produccion,alfinal termina ganando en salud y poesupuesto en dinero.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Lo cortés no quita lo valiente. Una cosa es el consumo de proximidad, que elimina sobrecostes por traslado, otra la eliminación de intermediarios que también elimina sobrecostes, en este caso de distribución, y la otra y es de la que se está hablando, es la eliminación del dinero en los intercambios que supone el fin de la especulación, del monetarismo, del sistema bancario, y todo un largo etc. que acabaría con los fundamentos de el capitalismo tal como lo conocemos.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
  2. Tot això pinta molt bé, i la qualitat d'aquestes transaccions milloraran a mesura que es vagi normalitzant aquesta nova manera d'entendre l'economia entre la població. Però , la fi del capitalisme? El capitalisme té pensat acabar amb els doblers físics precisament perquè hem de tenir comptes bancaris i per tant esdevindrà il·legal no tenir deutes. Una persona farà un acte il·legal per no tenir deutes! Ja ho tenen tot planetjat perquè l'alineació arribi a punts desproporcionats en un intent desesperat per controlar el ciutadà. A més a més, no m'estranyarà que en una defensa clara dels seus amos els diferents estats decretin contra aquesta conducta econòmica. Si ho poden fer amb el twitter com no ho faran amb això?

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hahahahaha... Ets un terrorista. Crec que ja t'he dit algún cop el problema és inscriure't al registre civil al moment de nèixer... Tot i que la gent és lenta, no és ruc i algún día s'adonarà que no ho ha de fer.

      Moltes gràcies per l'aportació del teu comentari.

      Una abraçada.

      Elimina
  3. Me encanta la idea de hacer todo por intercambio de favores, le da otro toque a lo que es una especie de camaradería casi inusual ahora

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues eso también es verdad, eso fomenta una nueva camaradería.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
  4. Una cosa asi sería el fin del 'capitalismo' y el reinicio de la época ´neardenthal'.

    No creo que 'el consumo colaborativo' sea la solución ni la forma de terminar con una tendencia equivocada.

    Cada vez somos más las personas en el mundo y creo que una buena redistribución de la riqueza es a lo que tendríamos que aspirar y esperar como 'sociedad evolucionanda' a la que queremos pertenecer y formar.

    Argentina, produce mensualmente, alimentos para 400 millones de personas, somos 40 millones de habitantes y todavía tenemos gente en el país que pasa hambre. Cómo explicás esto?

    No creo en el 'consumo colaborativo' porque acá hay gente que no tiene 'nada' para dar a cambio y 'mucho' para satisfacer sus necesidades más básicas.

    De ahí que no somos las personas individualmente quienes tienen que proponer un cambio a una situación que deberían corregir, modificar o eliminar, la dirigencia política que determina actualmente el destino del mundo.

    Besos!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Evidentemente y tal como están las cosas hay mucha gente en la más profunda miseria, que no puede ofrecer más que lo que sepa hacer con sus manos. A pesar de ello tiene eso, sus manos.

      Creo que ya está claro que el capitalismo tiende a la concentración de la riqueza y que los intentos de buscar sistemas más equitativos de distribución de la riqueza han fracasado... En 10 años hemos pasado del 80/20 a un 90/10 (es decir que hoy en día el 90% de la riqueza está en manos del 10% de la población)...

      Por cierto, no estoy muy seguro de que la época en que los neandenthales y los sapiens convivieron fuera peor que la actual, incluso tengo la sospecha de que ellos vivían mejor que nosotros en muchos aspectos...

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo

      Elimina