Avís | Aviso

Avís | Aviso
=> Versió en català (la primera part de l'entrada)
=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dissabte, 3 de maig de 2014

El sentit de la vida --- El sentido de la vida

[Entrada 43]


El sentit de la vida


Em sembla que és indiscutible que el sentit de la vida de les espècies, inclosa la humana, no és altre que la seva pròpia supervivència. De fet, segons els principis plantejats per Darwin, l'instint de supervivència és un dels factors clau que ens han permès, en aquelles que encara hi som, formar part del conjunt de les especies que habiten la Terra.

Entenc que sobreviure com a espècie consisteix bàsicament en dues coses: viure el màxim possible de forma agradable, i reproduir-se.

Qualsevol altra explicació, religiosa o no, del sentit de la nostra vida ens ha dut a l'explotació de l'home per l'home, és a dir, a que només una minoria privilegiada visqui de meravella, mentre la resta, la majoria, els mantenim en el seu estatus d'explotadors privilegiats.

Una abraçada.






El sentido de la vida


Me parece que es indiscutible que el sentido de la vida de las especies, incluida la humana, no es otro que su propia supervivencia. De hecho, según los principios planteados por Darwin, el instinto de supervivencia es uno de los factores clave que nos han permitido, a las que aún estamos aquí, formar parte del conjunto de las especies que habitan la Tierra.

Entiendo que sobrevivir como especie consiste básicamente en dos cosas: vivir lo máximo posible de forma agradable, y reproducirse.

Cualquier otra explicación, religiosa o no, del sentido de nuestra vida nos ha llevado a la explotación del hombre por el hombre, es decir, a que sólo una minoría privilegiada viva de maravilla, mientras el resto, la mayoría, los mantenemos en su estatus de explotadores privilegiados.

Un abrazo.

8 comentaris:

  1. Enèrgicament d'acord. La cerca d'altres raons trascendentals per la vida han anat plenament en contra de la vida.Tots els valors que s'hi han generat són antivitals.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Exactament, la paraula és antivital.

      Moltes gracies per l'aportació del teu comentari.

      Una abraçada.

      Elimina
  2. ¿REPRODUCIRSE...? ¡la homosexualidad está cerrada a la reproducción!

    Pues vale; teniendo en cuenta que Darwin murió en 1882, y el primer virus se descubrió en 1899..., al pobre Darwin no se le puede pedir más. Yo; me considero algo más que un virus, que es vida; y, a diferencia de las demás especies, SÉ que voy a morir; no tan sólo como una POSIBILIDAD a la que he de dedicar TODA mi existencia.

    Por eso tiene SENTIDO mi vida; a la mera subsistencia, no necesita dársele sentido. El sentido existencial es una necesidad que poseemos que vendría a resumirse en las famosas preguntas existenciales: ¿Quién soy? ¿de dónde vengo? ¿a donde voy?

    P.D.- Me hace gracia tu posicionamiento como víctima mayoritaria y no como victimario minoritario ¿tu crees que estarías respaldado en esa posición por los negros que se cuelgan más de seis horas en la valla de Melilla? ¡después me etiquetas de demagogo! debe ser por que tengo una pajita en el ojo IZQUIERDO.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Me sabe mal que tanto tú como esas pobres personas que intentan entrar a esa Comunidad Europea (que les debe parecer el paraíso), no seáis más que pobres víctimas de vuestras convicciones. Así os someten.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
  3. Quizás lo primero sería definir a que llamamos vida. Si nos referimos a un conjunto de procesos biológicos, pienso que si podemos explicarlo básicamente por la inercia y el propio instinto de supervivencia, pero explicar el mecanismo por el que suceden las cosas, no es lo mismo que encontrarles " un sentido".
    Todo este planteamiento me recordó también a un pequeňo debate durante mis aňos de instituto en clase de filosofía. No recuerdo ya a que conclusión llegamos, si es que llegamos a alguna, pero recuerdo que el profesor nos comentó que se habían llegado a hacer experimentos con bebés en los que se les proporcionaban alimentos y soporte vital adecuado, pero evitando toda relación humana, de afectos, contácto físico, ect, y que los bebés morían.

    Abrazos

    ResponElimina
    Respostes
    1. El nivel de desarrollo del cerebro del bebé en el momento de nacer es bastante inferior a la de cualquier otro mamífero lo cual lo hace mucho más dependiente de sus progenitores por lo que no me sorprende en absoluto lo que cuentas de ese experimento.

      Por lo demás, me refiero a la vida en todos los sentidos, ya que el ser humano no es superior a ningún otro ser vivo, muy a pesar de su capacidad de aprender, razonar y emocionarse, por eso creo que el sentido de su vida no es en absoluto distinto al sentido de la vida de cualquier otro animal.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
    2. No estoy de acuerdo contigo. Un bebé, aún siendo inmaduro, sigue siendo un ser humano, por tanto, si hay un único sentido de la vida, debería ser para todos el mismo.
      De todas formas pruebas y experimentos que contradicen tu teoría los hay a miles, muchos de ellos surgidos en el entorno de la medicina.
      No se si sabes que antiguamente se aislaba lo más posible a los enfermos en los hospitales con idea de mantener la asepsia, y evitar contagios, ect que pudieran provenir del exterior. Resultó que un día, durante una visita rutinaria, un médico austriaco ( no recuerdo el nombre) se dió cuenta de que los casos de enfermos que por algún motivo excepcional, estaban acompaňados por algún familiar evolucionaban mejor que los otros y sus tasas de mortalidad eran anómalamente inferiores al resto. Extraňado por tal hallazgo que entendía como incoherente, decidió dividir el ala entera de un hospital con enfermos de patologías similares, unos en su solitaria asepsia, los otros en compaňía. Los resultados fueron tan contundentes ( no estoy seguro, pero creo que la mortalidad de los acompaňados se reducía en un 90%), que hoy en día, no existe mingún sistema sanitario en el mundo que no fomente que los enfermos permanezcan ( dentro de lo posible) acompaňados por alguien de su entorno afectivo.
      Hay en general infinidad de casos y estudios que demuestran que resulta prácticamente imprescindible para la vida, la existencia de algún tipo de entorno de intercambio personal. Casos que demuestran que ante grandes déficits en en este tipo de relaciones , el individuo no consigue desarrollarse de forma normal, ni física, ni cognitivamente. Mucho menos a niveles emocionales. Existen igualmente muchos experimentos con animales que arrojan resultados análogos, o que demuestran que la supervivencia de por si no es necesariamente una prioridad en la vida. Uno muy famoso, se hizo con un grupo de monos a los que les daban a elegir entre una jaula con compaňía y otra con comida. El 100% de los monos, elegían la compaňia. Tan radical era la elección que muchos de estos monos aún apremiados por el hambre se negaban a abandonar la jaula elegida y trataban obstinadamente de conseguir la comida a través de los barrotes en la jaula contigua.
      En fin, casos, experimentos y estudios como digo, hay muchos. Yo creo que a estas alturas malamente podemos defender que el sentido de la vida son únicamente la reproducción y la supervivencia, al margen del factor emocional, siéndo éste una necesidad básica e imprescindible, tanto en el ser humano, como en de la mayoría de los animales mínimamente evolucionados.

      Un abrazo

      Elimina
    3. Perdona que haya tardado tanto en comentar, pero esta respuesta tuya me ha pasó por alto, ignoro el porqué, y no la he leído hasta hoy.

      Me parece que lo que dices no se contradice para nada con mi tesis. Mientras tú hablas de las necesidades sociales del ser humano imprescindibles para su bienestar y su motivación psicológica, las cuales no discuto porque estoy de acuerdo con ellas, y yo te estoy hablando de que el ser humano como un animal más de los que habitan la tierra.

      El hombre, como otros muchos animales, es un ser social y la vida en sociedad es imprescindible para su correcto desarrollo- Eso me parece indiscutible. Pero eso no transforma al ser humano en un animal superior a los demás, ni en el rey de la Tierra ni en emperador del universo. Ni le da un sentido especial a la vida del hombre.

      El hecho social es otro tema, y ahí es donde creo que nos manipulan para someternos haciéndonos creer en fines superiores, en inmortalidades absurdas o unidades de destino en lo universal, para darle un sentido a nuestra vidas y que no tiene otra finalidad que proporcionarles cancha a los abusones para que nos esclavicen y nos exploten.

      Nosotros, como los demás animales luchamos por nuestra supervivencia y buscarle algo más allá de esto me parece simplemente un engaño, que otros, seguramente mucho más sabios que yo, ya han denunciado hace años con argumentos mucho más contundentes que los míos.

      Pido de nuevo humildemente perdón por mi retraso en darte satisfacción.

      Un abrazo.

      Elimina