Avís | Aviso

Avís | Aviso
=> Versió en català (la primera part de l'entrada)
=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dilluns, 8 de desembre de 2014

El general Prim

[Entrada 83]

El general Prim


Joan Prim i Prats, marquès de Los Castillejos, comte de Reus, vescomte del Bruc, Gran d'Espanya (Reus, 16 de desembre de 1814 - Madrid, 30 de desembre de 1870), més conegut com el general Prim, fou un militar i polític progressista català, molt influent en la política espanyola del segle XIX. Va ser governador militar de Barcelona (1843), capità general de Puerto Rico (1847) i president del consell de Ministres entre els anys 1869 i 1870. Participà en la campanya del Marroc i dirigí les forces que lluitaren a la campanya de Mèxic. Va morir a conseqüència d'un atemptat a trets abans que no arribés Amadeu de Savoia a Espanya per ser proclamat rei. Va ser un dels polítics espanyols del seu temps més coneguts arreu del món.

El 21 de novembre de 1850 va pronunciar a les Corts Espanyoles les següents paraules: “Ministres d'Isabel Segona: els catalans, són o no són espanyols? Sapiguem el que són i doneu el remei i la mort, però que cessi l'agonia. Són espanyols? Doncs retorneu-los les garanties que els heu arrabassat, garanties que són seves, que tenen el dret a usar, perquè les han conquerit amb la seva sang. Si no els voleu com a espanyols, aneu-vos-en de Catalunya. Deixeu-los estar, que no us necessiten per a res. Però si, considerant-los espanyols, els voleu fer esclaus, si voleu continuar la política de Felip V, d'ominosa memòria, feu-ho en bona hora i feu-ho del tot. Fermeu-los el ganivet a la taula, com va fer aquell rei, i tanqueu-los dins un cercle de bronze, i si això no és prou, sia Catalunya arrasada i destruïda, i sembrada de sal com un poble maleït, perquè així i només així ens fareu doblegar la testa, perquè només així vencereu la nostra altivesa; i així, i no de cap altra manera, domareu la nostra ferotgia.” També el va dir que els catalans només volien ser tractats com la resta dels espanyols; "Fins quan hem de ser tractats com a esclaus... Som o no som espanyols?"

Està clar que el tema de l'encaix de Catalunya a Espanya no té quatre dies.

Conegut monàrquic i espanyolista, l'1 d'octubre de 1868 va dir a un grup de republicans catalans que li demanaven que es tragués una corona que duia a la gorra: "Catalans, voleu córrer massa; no correu tant que podríeu caure."

Una abraçada.






El general Prim


Juan Prim y Prats, marqués de Los Castillejos, conde de Reus, vizconde del Bruch, Grande de España (Reus, 16 de diciembre de 1814 - Madrid, 30 de diciembre de 1870), más conocido como el general Prim, fue un militar y político progresista catalán, muy influyente en la política española del siglo XIX. Fue gobernador militar de Barcelona (1843), capitán general de Puerto Rico (1847) y presidente del Consejo de Ministros entre los años 1869 y 1870. Participó en la campaña de Marruecos y dirigió las fuerzas que lucharon en la campaña de México. Murió a consecuencia de un atentado a tiros antes de que llegara Amadeo de Saboya en España para ser proclamado rey. Fue uno de los políticos españoles de su tiempo más conocidos en todo el mundo.

El 21 de noviembre de 1850 pronunció en las Cortes Españolas las siguientes palabras: "Ministros de Isabel Segunda: ¿Los catalanes, son o no son españoles? Sepamos lo que son y dad el remedio y la muerte, pero que cese la agonía. ¿Son españoles? Pues devolvedles las garantías que les habéis arrebatado, garantías que son suyas, que tienen el derecho a usar, porque las han conquistado con su sangre. Si no los quieréis como españoles, iros de Cataluña. Dejadlos en paz, que no os necesitan para nada. Pero si, considerándolos españoles, los queréis hacer esclavos, si queréis continuar la política de Felipe V, de ominosa memoria, hacedlo en buena hora y hacerlo por completo. Atadles el cuchillo a la mesa, como hizo aquel rey, y encerradlos con un aro de bronce, y si esto no basta, sea Cataluña arrasada y destruida, y sembrada de sal como un pueblo maldito, porque así y sólo así nos haréis doblar la testa, porque sólo así venceréis nuestra altivez; así, y no de otra forma, domaréis nuestra fiereza." También les dijo que los catalanes sólo querían ser tratados como el resto de los españoles; "¿Hasta cuando hemos de ser tratados como esclavos... Somos o no somos españoles?"

Está claro que el tema del encaje de Cataluña en España no tiene cuatro días.

Conocido monárquico y españolista, el 1 de octubre de 1868 dijo a un grupo de republicanos catalanes que le pedían que se quitara una corona que llevaba la gorra: "Catalanes, queréis correr demasiado, no corráis tanto que podríais caer."

Un abrazo.

10 comentaris:

  1. Prim es una de las figuras del siglo XIX que más me gusta. Él fue participe del inicio del Sexenio Democrático. Lastima que fuera asesinado, era una persona bastante adelantada para su tiempo y para el lugar donde vivía. Hay que decir que gracias a él, en España hubo por primera vez libertad de conciencia en lo que se refiere a la religión.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Un fuerte abrazo.

      http://andalucialgbt.blogspot.com.es/

      Max

      Elimina
    2. Sin duda Prim hizo entrar en Espanya un poco del aire de Europa al que se habían cerrado puertas y ventanas con la Guerra de la Independencia y con las guerras contra los Carlistas.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
  2. Muy interesante. Buscaré más data sobre ese hombre

    ResponElimina
    Respostes
    1. La verdad es que aunque tengo vínculos muy estrechos con su ciudad natal, Reus, tenía poca consciencia de su categoría como político. Un documental televisivo que vi no hece mucho me ha abierto los ojos.

      Muchas gracias por aportar tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
  3. Personalmente cuando leo "Los catalanes sólo querían ser tratados como el resto de los españoles", " hasta cuando hemos de ser tratados como esclavos... Somos o no somos españoles?" tengo la extraña sensación de no acabar de entender de qué o de quien se está hablando. Es que verás, esa época a la que el general Prim se refiere como de exclavitud de los catalanes con respecto a los españoles son lo que se conoce en Galicia con la metáfora de "Os séculos escuros". Para situarla cronológicamente, comienza en el S XIV prolongándose casi hasta el S XX. En estos años se ejecuta o se degrada a los señores feudales de Galicia, se destruyen sus castillos y su lugar lo ocupan nobles castellanos junto con sus respectivos séquitos. También se disuelven los ejércitos del Reino, que son sustituidos por la "Santa hermandad". La ofensiva centralista afectaría no sólo a la administración pública si no que llega a todos los niveles, desde la enseñanza hasta la propia Iglesia. Se disuelven las ordenes religiosas autóctonas, acabando con la autonomía de los monasterios. Obispos, abades y priores vendrán de fuera. También vienen de fuera los maestros. Se impone el castellano en exclusiva como lengua de enseñanza y vehículo de cultura. La literatura en gallego, que años atrás había resultado tan prolífica, prácticamente desaparece. Un dato muy significativo sería la supresión a partir de 1476 del derecho a voto en las Cortes, pasando Galicia a estar representada por la ciudad de Zamora. Para cuando Felipe V promulgó el " Decreto de nueva planta" por el cual se suprimían las libertades políticas de Cataluña, otros llevábamos siglos con ellas suprimidas. De hecho Cataluña era el único Reino que para entonces aún mantenía parte de su autonomía.
    Sinceramente no intento hacer una competición de desgracias, ni convencer a nadie de nada. Quizás sea por mi propia historia que no tengo problemas para entender que en este país llamado España, unos sientan una nacionalidad, otros otra y otros ninguna. Me parecen bien los que prefieren encarar su futuro bajo un proyecto común y también los que quieren iniciar un camino por separado. Creo en el derecho de autodeterminación de los pueblos, y como derecho no veo la necesidad de más razón que la simple voluntad de ejercerlo. Lo único que pretendo señalar es que estos discursos tan reiterados por parte del nacionalismo catalán que sitúan una y otra vez a "los españoles" como una especie de ente único que históricamente disfrutaba de estupendos privilegios mientras los catalanes eran maltratados, simplemente falta a la verdad, y además resultan ofensivos para otros pueblos que en este país sufrieron las mismas marginaciones, o tal vez peores. Quizás todo este discurso os resulte muy útil para reafirmaros en vuestras propias convicciones, pero de puertas afuera sólo funciona como un generador de antagonismos tan innecesarios como gratuitos.

    Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. La gracia de estas palabras del General Prim es que fueron pronunciadas por alguien que si de algo era sospechoso no era precisamente de ser un "nacionalista catalán", si se puede acusar a Prim de nacionalismo, su nacionalismo era más bien de tinte español. Lo cual, sin analizar nada más, me lleva a sospechar que si pronunció unas palabras tan duras en las cortes centrales es porque había detrás una cruda realidad y que aunque el nacionalismo español en ningún momento lo quiera reconocer la historia de la lucha por un trato en igualdad tiene muchos más años de los que están esos nacionalistas españoles dispuestos a aceptar.

      Mientras esos corruptos que nos están gobernando nos mienten y nos roban, se dedican a levantar cortinas de humo para tapar sus delitos, a intentar degradar y calumniar a los que levantan sus voces contra ellos y los acusan de nazis, como a Más (que aún es hora que entienda en que se basan) o de soñadores y mentiroso, como es el caso de Podemos al que están intentando manchar de corrupción de las formas más maquiavélicas... Niegan que el gobierno central "robe" a Cataluña cuando número cantan: La aportación de Cataluña al tesoro público en promedio de los últimos 20 años es del 24%, mientras su aportación al PIB español no llega al 19%, cosa que ya demuestra que en Cataluña se paga más por cada euro que se produce que en otras regiones, pero es que la inversión media durante esos 20 años no llega al 10% del global de la inversión del Estado, lo cual es también pagar más... Eso es presente, no pasado. Si además añadimos que las inspecciones de hacienda están castigando duramente la clase media catalana desde hace años ya que el ratio del número de inspecciones en Cataluña por número de contribuyentes es el mayor de España ¿Habrá un interés especial en presentarnos como los más corruptos del país?... Todo eso nos sitúa hoy en un plano de desigualdad objetiva, es decir de injusticia. Fíjate que no hablo de "españoles", sino de gobierno central, del gobierno de España. Y en este caso tanto reza para el PP como para el PSOE, ya que tanto unos como los otros han gobernado en España esos 20 años. El principio de solidaridad que fijan los artículos 156 y 158.2 de la constitución, que la Comunidad Europea tiene limitados para sus fondos de compensación en el 1,23% del PIB, no justifica esos diferenciales que ya solo entre producción y aportación impositiva superan el 5%, porcentaje al que habría que añadir la parte alícuota del diferencial debido al desequilibrio en inversiones...

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
  4. Nadie niega la cruda realidad que denunciaba el General Prim. Pero explicarlo como un maltrato sólo hacia Catalunya, y hablar de un trato de desigualdad con respecto al resto de "los españoles", significa negar el sometimiento brutal que sufrimos otros, que en nada fue menos cruel que el vuestro, y situarnos encima en el lado de los maltratadores. Y esto Peace, ni es justo, ni es cierto. Claro que existió históricamente, y seguramente siga existiendo un maltrato, pero no fue más cruel la ejecución de Lluís Companys que el fusilamiento de Alexandre Bóveda (por la traición de formular en 1936 un Estatuto de Galicia). No eran menos dolorosas las bofetadas que se llevaba mi madre en la escuela, cada vez que se le escapaba una palabra en gallego "para que aprendiera a hablar como las personas", que la que se llevase un niño de catalunya. Esto nunca ha sido, ni lo es ahora, un maltrato de " los españoles" hacia los catalanes, por mucho que se empeñen en convencernos de lo contrario, si no que han sido unos pocos los que siempre nos han maltratado a todos. Mejor provecho sacaríamos de unirnos en su contra.
    Lo de que no entiendas que la "caverna mediática" llame al Govern (o a los independentistas catalanes) "nazis", pues no se si te estabas haciendo una pregunta retórica, o te lo preguntabas en serio. Pero por si acaso te aclaro que alude a una supuesta equivalencia con los famosos 11 principios de la propaganda de Goebbels. Por ejemplo, esto que yo señalaba de que los independentistas obvien o niegen constantemente la diversidad ideológica y cultural de los pueblos que forman este país, refiriéndose a ellos  con el genérico de "españoles", o " España", como dando a entender de que se trataría de una realidad única (algo en verdad lamentable por parte quien tanto se queja de centralismo y reclama para si un reconocimiento como nación o como unidad cultural propia), viene a ser explicado por "la caverna" con el "Principio 1 de simplificación y del enemigo único: Adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo." formulado por Goebbels, Y así podríamos seguir con los 10 restantes. Este tipo de argumentaciones me resultan tan miserables que no voy a añadir nada más, salvo lo irónico que resulta viniendo de quien viene.
    (...)

    ResponElimina
  5. El tema de la balanza fiscal en España, la verdad es que a mi tampoco me convence, sobre todo por el tema de las comunidades forales. Yo apuesto porque se busque un consenso y se reforme. Ahora bien, tu argumentas una situación de injusticia y "desigualdad objetiva" de Catalunya con una lógica que no comparto. Y es que entonces yo como ciudadano que reside y tributa en Madrid,  podría argumentar usando tus msmos datos que, objetivamente mi comunidad es la que más aporta a las arcas del Estado por medio de todos y cada uno de los tres grandes impuestos recaudatorios (IVA, IRPF y Sociedades). Evidente que en Madrid residen un alto número de funcionarios, y tienen fijada su residencia fiscal muchas empresas de ámbito estatal, pero es que en Catalunya también tienen un buen número de funcionarios y bastantes empresas que desarrollan su actividad económica por todo el Estado, y además es que son mayoría los consumidores de otras comunidades quienes compran buena parte de lo que se produce en Catalunya. Nuestro porcentaje en inversión en infraestucturas puede ser mayor, pero es que por el hecho de tener fijada aquí la capital tenemos otras necesidades a mayores, así que para financiar esto, necesitamos también de una inversión adicional. Y resulta que nosotros todavía aportamos más y recibimos aún menos (poco más de un 17%). Nuestro saldo final o diferencial resultante, no sólo es negativo como el vuestro, es que nos sale en negativo casi el doble que el de los catalanes. Entonces , si lo correcto es fijarse en ese límite solidario europeo que tu apuntas del 1'23 % del PIB, va a resultar que los madrileños debemos ser los más expoliados de Europa. O lo que es lo mismo, si repartimos en base a ese criterio sadremos de largo como los más beneficiados. Seguro que con ésto no estarías de acuerdo. Yo tampoco. Y es que Peace, cuando hablamos del principio de solidaridad, o de la redistribución justa de la riqueza (o mejor quizás de la pobreza por lo que hay ahora) hay que tener en cuenta que hay otras comunidades con unas diferencias a peor brutales en cuanto a renta per cápita, infraestructuras y demás. Fijar el límite que tu dices si les condena a ellos a la desigualdad y a hacer esa brecha cada día más grande. Habría que valorar cada caso individualmente y decidir lo que es justo en cada caso. Claro que alguien podría decir  "es que a mi la miseria que pasen los de no se dónde me importa un rábano y prefiero el derecho a quedarme con lo mío". Pero entonces ya no hablamos de lo mismo, porque entonces el concepto de solidaridad sobraría.

    Gracias por tu atención
    Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Amigo mío, creo que no nos estamos entendiendo. Creo que en ningún momento he planteado que Cataluña sea la única nacionalidad con problemas. De hecho, cuando esa constitución que algunos consideran intocable habla de comunidades históricas se refiere fundamentalmente a tres comunidades, Galicia, Cataluña y Euskadi. Y Andalucía quiso que se la añadiera a esta lista retomando el ideario de Blas Infante. No pretendo decir que el problema catalán sea el único existente en este país, solo quiero dejar claro que no tiene cuatro días. De hecho, los historiadores actuales aseguran que la Segunda República tuvo tres piedras en el zapato, los obispos, la agricultura y Cataluña. No olvidemos que Cataluña se declaró independiente dos veces, el 14 de abril de 1931 y el 6 de octubre de 1934. Lo cual deja bien patente que el independentismo catalán no es un invento de Más ni de Jonqueras.

      Evidentemente sé cual es el juego del gobierno central, que usa las técnicas de Goebbels con precisión, como repetir mentiras hasta hacer que parezcan verdades (aún hoy insisten en que no mintieron el 11M), y el "calumnia que algo queda" que ha usado siempre la derecha más casposa hasta intoxicarlo todo... Solo hace falta ver el tratamiento al que están sometiendo a Pablo Iglesia y Podemos ¿habrá algo de verdad? Personalmente creo que todo son mentiras y calumnias. Y aunque los mentideros oficiales os puedan hacer creer que los independentistas ponen a toda España en el mismo saco, creo que esa afirmación está muy lejos de la realidad. Sin duda creo que no se puede negar que existe una España uniformizadora de la que podría poner claros ejemplos, pero todos sabemos que es solo una parte del país de talante intransigente, poco dada a la diversidad y a la tolerancia la que así se comporta y piensa, a esa forma de ver y hacer las cosas le llamamos españolismo. Ese españolismo puede llevar a muchos, en un abuso del lenguaje, a llamar españoles a los españolistas, pero al hacerlo no pretende poner a todos los pueblos de este país al mismo nivel aunque formalmente lo haga. Precisamente son esos españolistas los que nos acusan de actuar como ellos, cuando aquí en general somos en general todo lo contrario, como dicen algunos sabios somos más dados al mestizaje que a la pureza de sangre. Utilizando tus términos, el independentismo catalán no tiene otro "enemigo" que el gobierno español y su españolismo. Aunque, tenlo claro, no es "enemigo" sino "adversario", dado que unos defienden opciones que se contraponen a las de los otros.

      En cuanto a lo de la balanzas fiscales hay más de mil contraargumentos a lo que dices, pero solo diré una frase "mal de muchos consuelo de tontos". Tengo claro que es un error intentar sacar de la pobreza a unos a base de empobrecer a los que producen la riqueza ya que es como matar a la gallina de los huevos de oro, solo hace falta escuchar a gente tan poco sospechosa como lo son las ONG dedicadas a estos temas, como Cáritas, Oxfam Intermón o Mans Unidas, por decir algunas, para ver que no estoy diciendo ninguna tontería.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina