Avís | Aviso

Avís | Aviso
=> Versió en català (la primera part de l'entrada)
=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dimecres, 14 de gener de 2015

Estem tocant el fons --- Estamos tocando el fondo

[Entrada 90]

Estem tocant el fons


Un dels poemes fets cançó que varen marcar més el final de la meva adolescència i tota la meva vida és aquesta que va escriure Gabriel Celaya i que li va posar música Paco Ibañez. Encara avui m'empeny a seguir lluitant.

LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO

Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmado,
como un pulso que golpea las tinieblas,

cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto,
con el rayo del prodigio,
como mágica evidencia, lo real se nos convierte
en lo idéntico a sí mismo.

Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.

Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

Hago mías las faltas.  Siento en mí a cuantos sufren
y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
personales, me ensancho.

Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,
y calculo por eso con técnica qué puedo.
Me siento un ingeniero del verso y un obrero
que trabaja con otros a España en sus aceros.

Tal es mi poesía: poesía-herramienta
a la vez que latido de lo unánime y ciego.
Tal es, arma cargada de futuro expansivo
con que te apunto al pecho.

No es una poesía gota a gota pensada.
No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
Es algo como el aire que todos respiramos
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.

Son palabras que todos repetimos sintiendo
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.
Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.
Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.
Una abraçada







Estamos tocando el fondo


Uno de los poemas hechos canción que marcaron más el final de mi adolescencia y toda mi vida es este que escribió Gabriel Celaya y que le puso música Paco Ibañez. Aún hoy me empuja a seguir luchando.

LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO

Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmado,
como un pulso que golpea las tinieblas,

cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto,
con el rayo del prodigio,
como mágica evidencia, lo real se nos convierte
en lo idéntico a sí mismo.

Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.

Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

Hago mías las faltas.  Siento en mí a cuantos sufren
y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
personales, me ensancho.

Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,
y calculo por eso con técnica qué puedo.
Me siento un ingeniero del verso y un obrero
que trabaja con otros a España en sus aceros.

Tal es mi poesía: poesía-herramienta
a la vez que latido de lo unánime y ciego.
Tal es, arma cargada de futuro expansivo
con que te apunto al pecho.

No es una poesía gota a gota pensada.
No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
Es algo como el aire que todos respiramos
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.

Son palabras que todos repetimos sintiendo
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.
Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.
Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.
Un abrazo



8 comentaris:

  1. Yo veo la poesía como una forma de lenguaje con capacidad de expresar cualquier sentimiento, cualquier idea, que no necesita de ningún traje a medida y que desde luego no es patrimonio de ninguna minoría selecta. De hecho, creo que todos llevamos dentro muchos poemas, que a veces conocimos escritos, otras cantados, y que en algún momento de nuestras vidas nos dieron alas y nos siguieron inspirando luego en el día a día.
    Tu propuesta me ha parecido una maravilla

    Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Si no me equivoco este poema pertenece al libro Cantos Iberos, libro que en la Wikipedia se cualifica de "verdadera biblia de la poesía social". Celaya defendía entones el compromiso, y de hecho ese es uno de los puntos esenciales en mi vida.

      Me alegra que te haya gustado mi propuesta.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
    2. Te dejo una canción, para mi muy inspiradora.

      http://youtu.be/GV3r_3T_ouc

      Abrazos

      Elimina
    3. No recuerdo haberla oído antes. Muy interessante, aunque en una primera impresión me pareció algo monótona... Tengo que escucharla más para que penetre en mí.

      Muchas gracias por tu sugerencia.

      Un abrazo.

      Elimina
  2. Impressionants el poema de Celaya i la cançó de Paco Ibáñez. Els pensaments complexos i les idees molt elaborades, encara carregades de raó, moltes vegades resulten seques i complicades d'entendre. Però la poesia li posa perfum i carícies al pensament, i fa que s'entengui millor, arribant fins a l'ànima. I m'has fet recordar uns versos de Salvador Espriu que vaig llegir sent adolescent, en el meu llibre de llengua, en el tema dedicat a la literatura catalana:

    "Que la pluja caigui a poc a poc en els sembrats,
    i l'aire passi com una estesa mà,
    suau i molt benigna, damunt els amples camps.
    Que Sepharad visqui eternament
    en l'ordre i en la pau, en el treball,
    en la difícil i merescuda
    llibertat."

    Des de llavors m'acompanyen. Una forta abraçada, Josep.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Si no m'erro és un boci del poema XLVI de la meravellós libre "la pell de brau". El poema comença dient:

      A vegades és necessari i forçós
      que un home mori per un poble,
      però mai no ha de morir tot un poble
      per un home sol:
      recorda sempre això, Sepharad.
      Fes que siguin segurs els ponts del diàleg
      i mira de comprendre i estimar
      les raons i les parles diverses dels teus fills.
      Que la pluja caigui a poc a poc en els sembrats

      [...]

      Unes paraules que avui tenen, si és possible, més vigència que mai, tenint en compte la simologia d'Espriu que anomena Sepharad a Espanya i que el títol delllibre ja ho diu tot. Jo d'aquest llibre duc a l'ànima, gavats en tinta permanent els darrers versos del poema XXXVIII que diuen:

      Escolta, Sepharad: els homes no poden ser
      si no són lliures.
      Que sàpiga Sepharad que no podrem mai ser
      si no som lliures.
      I cridi la veu de tot el poble: "Amén."


      Moltes gràcies per la aportació d'aquest comentari.

      Una abraçada

      Elimina
  3. Yo prefiero tocar el fondo de los chicos de las fotos...

    Poesía, música y luchas sociales te las dejo a vos y a todos los idealistas que pretenden cambiar el mundo cuando en realidad lo que tiene que cambiar es el pensamiento de la gente.

    Y no creo que la sociedad cambie porque se encuentra muy cómoda como y donde está, quizás sea por eso que no evoluciona o lo hace pero para mal.

    Besos!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Me sabe mal que aún no te hayas dado cuenta de que precisamente esos que a los que tú (¿descalificas? y) llamas idealistas estamos en eso, en trabajar el pensamiento de las personas ya que no nos gusta lo que hay.

      Creo que esa visión tuya de que la sociedad se encuentra muy cómoda como y donde está es bastante sesgada, ya que más me parece que está cautiva que cómoda. Pero ese es un tema suficientemente complejo como para que intente tratarlo otro día con la extensión y profundidad que merece.

      Me alegra que te hayan gustado esos bomboncitos que acompañan mi texto.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina