Avís | Aviso

Avís | Aviso
=> Versió en català (la primera part de l'entrada)
=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dissabte, 10 de gener de 2015

Ociositat --- Ociosidad

[Entrada 89]

Ociositat


— No diguis bestieses.

— Per què dius que és una bestiesa?

— Perquè sense ociositat encara viuríem en nius dalt dels arbres a l'est de la falla del Rift.

— Què vols dir?

— Que la ociositat no és la mare de tots els vicis, sinó la mare de la nostra saviesa. Si no tinguéssim temps d'oci no tindríem temps per pensar i per desenvolupar-nos.

— I per què ens ho diuen llavors?

— Per la mateixa raó que t'obliguen a complir amb les seves lleis siguin justes o no. No els interessa que pensis, que siguis tu mateix, i que et puguis adonar de com t'enganyen, de com t'exploten.

— Au! Va! Ja estas amb les teves tesi antisistema.

— A veure com em convences del contrari.

— L'oci du a les drogues, al sexe y la vida dissipada y en conseqüència a la delinqüència.

— Em recordes els capellans franquistes. Això potser que passi en una societat desequilibrada, insatisfeta i injusta on la gent necessita evadir-se per oblidar com l'exploten, com abusen d'ells.

— Tornem-hi! Tu sempre creient que tothom és bo, i no és cert, tots som un grapat d'egoistes.

— Ser egoista no és dolent. És natural.

— Amb tu no es pot discutir. No tens principis.

— No, no vull aquesta mena de principis.

Una abraçada








Ociosidad


– No digas tonterías.

– ¿Por qué dices que es una tontería?

– Porque sin ociosidad aún viviríamos en nidos en los árboles en el este de la falla del Rift.

– ¿Qué quieres decir?

– Que la ociosidad no es la madre de todos los vicios, sino la madre de nuestra sabiduría. Si no tuviéramos tiempo de ocio no tendríamos tiempo para pensar y para desarrollarnos.

– ¿Y por qué nos lo dicen entonces?

– Por la misma razón que te obligan a cumplir con sus leyes sean justas o no. No les interesa que pienses, que seas tú mismo, y que te puedas dar cuenta de cómo te engañan, de cómo te explotan.

– ¡Venga! ¡Va! Ya estás con tus tesis antisistema.

– A ver cómo me convences del contrario.

– El ocio lleva a las drogas, al sexo y a la vida disipada y en consecuencia a la delincuencia.

– Me recuerdas los curas franquistas. Eso puede que ocurra en una sociedad desequilibrada, insatisfecha e injusta donde la gente necesita evadirse para olvidar como la explotan, como abusan de ellos.

– ¡Más de lo mismo! Tú siempre creyendo que todo el mundo es bueno, y no es cierto, todos somos un puñado de egoístas.

– Ser egoísta no es malo. Es natural.

– Contigo no se puede discutir. No tienes principios.

– No, no quiero ese tipo de principios.

Un abrazo



8 comentaris:

  1. Típico comentario en mi país entre un antiK y un K... aunque creo que el diálogo sería algo más extremista y el 'ganador' del mismo (porque se cierra en 'sus' verdades sin ver las otras) es un K.

    Es una pena porque gracias a ese tipo de gente, la sociedad argentina se fracturó y costará mucho (siglos quizás) volver a unificarla.

    Besos!

    Pd. por lo visto en todo los lugares 'se cuecen habas'...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Sin duda en todas partes cuecen habas, por que no es solo en tu país donde hay una fractura social que parece que va a costar mucho recomponer ya que se trata de visiones del mundo diametralmente opuestas que responden a intereses contrapuestos.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
  2. Alguna corriente filosófica antigua (no recuerdo cual) afirmaba que la fuente de felicidad del ser humano y por tanto el sentido mismo de su existencia, era el de dedicarse a la vida contemplativa. Y me parece una idea muy válida, pero algo me dice que si uno se dedica a la vida contemplativa mientras los que deciden están a otra cosa, al final no va a salir bien parado y hasta seguramente la contemplación se le acabe.
    Eso de pensar por uno mismo, no creo que sea fundamentalmente el resultado de alguna suerte de actividad ociosa (aunque necesitaríamos definir y acotar convenientemente este concepto, para aclarar de que estamos hablando). Seguramente las experiencias vitales tienen peso en el aprendizaje personal, y también ciertas formas de entretenimiento, pero no creo que sean por si solas la base que permite la adquisición de un pensamiento crítico, lo que nos hace capaces de cuestionar la autoridad, lo que en definitiva nos acerca a un pensamiento libre. Todo esto pasa más por otros tipos de conocimiento, por la adquisición de una formación intelectual sólida, basada en principios racionales, donde queden excluidos los dogmatismos. Hace ya muchos años Jefferson decía "Si una nación espera ser ignorante y libre en un estado de civilización, espera lo que nunca fue y nunca será" y tenía razón.
    Los que manipulan y son contrarios al pensamiento libre, no buscan limitar el ocio. Todo lo contrario, viene ya del tiempo de los romanos aquello de "al pueblo pan y circo". Lo que de verdad no les gusta es que te eduques, y si no pueden evitarlo, intentarán manipular la educación misma.
    El ocio bebe de muchas fuentes, y nos mueve a buscar aquello que deseamos hacer o lo queremos ver o escuchar. Pero una cosa puede ser lo que a ti te guste y otra muy diferente algo de lo que puedas aprender de manera efectiva. Por eso digo que la educación (para la mayor parte de la gente) tiene poco que ver con el ocio. Y por muy buena predisposición que tengamos, la formación intectual educativa requiere de un esfuerzo personal importante. Más esfuerzo requiere todavía utilizar luego esas herramientas adquiridas de forma activa, para implicarse en el mundo que nos rodea. Porque es verdad, somos egoístas y nos conformamos demasiado fácilmente con la injusticia. Rara vez nos quitan el sueño los males ajenos si no tienen un efecto directo sobre nuestras propias vidas, y mientras soportemos el peso, cargamos también con nuestros propios grilletes, esperando que venga alguien de fuera y nos libere. Ser egoista es natural, pero sólo a veces es bueno. Puede que obedezca al natural y saludable instinto de supervivencia, pero ejercido en grupo es capaz de destruir a todo el colectivo.
    Una última reflexión, esta idea de pensar que todo el mundo es bueno, que utiliza uno de tus personajes para descalificar al otro, no deja de ser una crítica simplista hacia el discurso clásico de la izquierda, que históricamente ha explicado al pueblo como víctima indefensa e inocente de los grandes poderes, frente al de la derecha liberal que se acerca más a la idea de una tierra de lobos en la que merece sobrevivir el más fuerte. Que además me parece muy revelador este punto, porque es donde ambos personajes de alguna manera se significan. Decir que personalmente soy una persona que defiende sin ambiguedades los valores y principios de la izquierda, pero si que me cuesta compartir esa visión tan generalizada y tan benevolente de la gente.

    Estupenda propuesta. Muchas gracias.

    Abrazos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Sin duda tus reflexiones van mucho más allá de mi dialogo. Por ejemplo, para mi el egoísmo no es ni bueno ni malo en si mismo, es algo natural y como todos los hechos naturales tienen su cometido. Además no podemos renunciar a ellos ni intentar erradicarlos de nuestra forma de ser sin hacernos daño, sin causarnos graves perjuicios en forma de desequilibrios y enfermedades mentales. Además yo tengo autenticas dificultades para hablar del bien y del mal porque no creo en ellos, porque para mí el bien y el mal son cosas relativas. En cambio no puedo creer en una sociedad que no de cabida al egoísmo humano... Por eso mi personaje dice "ser egoísta no es malo, es natural". Aunque puede que lo que debiera haber dicho es que "no es ni bueno ni malo"...

      Me parece evidente que el uso que se hace del tiempo libre es cosa de cada uno, que hay miles la formas de evitar que la gente piense por si misma, aunque lo que me parece más que evidente que resulta complicado que alguien pueda hacerlo aunque quiera si no dispone de tiempo para ello... Por ahí va mi diálogo.

      Aunque estoy bastante de acuerdo con lo que dices ya que me parece evidente que quien no tiene ningún interés en pensar por si mismo no va a hacerlo. Y en que hay un interés más que evidente en no fomentar en la gente ese interés por un pensamiento propio sino todo lo contrario.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
  3. En realidad yo no pretendía hacer un juicio moral sobre la bondad o maldad del egoísmo, si no señalar que cuando una sociedad vive bajo la premisa de anteponer de manera generalizada los intereses particulares a los generales, al final , de una manera u otra lo acaba pagando.
    El pensamiento, dicho así en abstracto, es una actividad constante en el ser humano, articula desde la más pequeña de nuestras acciones hasta el propio lenguaje. Incluso mientras dormimos pensamos.
    El tiempo de ocio se utiliza primordialmente como forma de desviar ese pensamiento hacia ideas y sensaciones que de algún modo nos resultan agradables, cada uno decide como.
    En cuanto al pensamiento independiente, o crítico, (o como queramos llamarlo), no es algo que surja espontáneamente en nadie, por más tiempo de ocio que tenga. Es una tarea de aprendizaje que va adquieriendo con voluntad y esfuerzo. Se supone que institucionalmente hay una obligación de proveer a cada individuo de las herramientas adecuadas para conseguirlo, pero esta vía ni es infalible, ni es la única. Al final, que esto del pensamiento libre se manifieste en mayor o menor grado depende de muchos factores, al igual que la voluntad de ejercerlo. Y es que al igual que existen voluntades externas que tienden hacia la manipulación, cada uno convive internamente con una voluntad propia que le lleva a dirigir sus atenciones, a escoger lo que es verdad y lo que es mentira, lo que se queda y lo que descarta. Por eso casi siempre buscamos voluntariamente la información donde sabemos que nos contarán lo que queremos oir.
    Yo creo que el tiempo no es tan importante. Tenemos 24 horas para pensar cada día. Otra cosa es el uso que finalmente hagamos de ellas.

    Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. En realidad, sí y no. El disponer de tiempo, que para mí es condición necesaria, no es, evidentemente, condición suficiente. Quiero decir que tienes razón en que el pensamiento y la creatividad no surgen solas por mucho tiempo que se tenga, pero sin duda esa creatividad y esa pensamiento crítico requieren su tiempo, sin tiempo, sin ociosidad, no son posibles...

      Muchas gracias por seguir comentando tan profusamente.

      Un abrazo.

      Elimina
  4. Peace,no se si entendi bien el texto.Pero yo creo k la ociosidad,no es ni de lejos,lo k a uno le lleva a una vida de desemfrene,ni de perversion,ni nada x el estilo.Por ejemplo los monjes llevan una vida contemplativa k les lleva a la perfección y no a la degradacion. Muy al contrario,lo k si k creo, es k las personas k viven ahogadas en la rutina,sin pararse nunca a meditar,van directamente encaminados a bolverse personas amargadas k si necesitan de otros medios muchas veces nada eticos o recomendables para romper su rutina ( alcohol,drogas etc,etc ). Puede ser k k en vez de la ociosidad,el caldo de cultivo de conductas inapropiadas y degradantes,sea mas bien la falta de educacion y de pricipios k esta sociedad tan egoista nos induce a vivir?....

    Besitosss !!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Claro que entendiste bien. Aunque yo iría un poco más allá, ya que ese tópico lo que defiende en realidad que el ocio no es bueno, que nos conviene que nos mantengan ocupados... En fin creo que ya sabes por donde voy.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina