Avís | Aviso

Avís | Aviso
=> Versió en català (la primera part de l'entrada)
=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dimecres, 12 de març de 2014

Societats igualitàries (1. Reciprocitat) --- Sociedades igualitarias (1. Reciprocidad)

[Entrada 34]

Societats igualitàries (1. Reciprocitat)


Hi ha qui intenta fer-nos creure que el sistema capitalista és l'únic viable, que no hi ha altra opció, que hem arribat aquí de forma natural i que qualsevol altra opció és antinatural. L'estudi de la història ens porta a veure que això és fals. Basant-me en el llibre "Jefes, cabecillas y abusones" de Marvin Harris (Editioral Aliança, 1985) he preparat aquesta reflexió que he repartit en diversos posts per fer-ho una mica més lleuger.

La vida de l'home va transcórrer durant molts milers d'anys sense necessitat de reis ni reines, primers ministres, presidents, parlaments, congressos, gabinets, governadors, agutzils, caps, fiscals, secretaris de jutjat, cotxes patrulla, furgons cel·lulars, presons ni penitenciaries. Com se les van arreglar els nostres avantpassats sense tot això?

Un primer model, que ho feia possible en poblacions de mida reduïda on tothom es coneixia íntimament, i així els llaços de l'intercanvi recíproc (o reciprocitat) vinculaven a la gent. Un model que encara perviu avui en algunes zones. La gent oferia perquè esperava rebre i rebia perquè esperava oferir. Atès que l'atzar intervenia de forma tan important en la captura d' animals, en la recol·lecta d'aliments silvestres i en l'èxit de les rudimentàries formes d'agricultura, els individus que estaven de sort un dia, l'endemà necessitaven demanar. Així, la millor manera d'assegurar contra l'inevitable dia advers consistia a ser generós. L'antropòleg Richard Gould ho expressa així: "Com més gran sigui l'índex de risc, tant més es comparteix". La reciprocitat és la banca de les societats petites.

Aquest intercanvi recíproc es caracteritza perquè no s'especifica quant o què específicament s'espera rebre a canvi ni quan s'espera aconseguir-ho, cosa que enterboliria la qualitat de la transacció, no és un intercanvi ni una compra i venda. I això encara subsisteix en les societats capitalistes, ja que entre parents propers i amics és habitual donar i agafar de forma desinteressada i sense cerimònia, en un esperit de generositat. Tanmateix, hi ha en això un costat fosc, que és l'expectativa de què la nostra generositat sigui reconeguda amb mostres d'agraïment. Allà on la reciprocitat preval realment en la vida quotidiana ningú dóna mai les gràcies pel que ha rebut. Expressar agraïment per la ració rebuda indica que és el tipus de persona mesquina que calcula el que dóna i el que rep. Cridar l'atenció sobre la generositat pròpia equival a indicar que altres estan en deute amb tu i que esperes rescabalament. Als pobles igualitaris els repugna suggerir si més no que han estat tractats amb generositat. Tots els presents, inclosos els convidats i visitants reben el mateix tracte en el moment de la distribució, encara que només s'exigeixi que contribueixin en l'obtenció de recursos als membres de la comunitat.

Sens dubte hi ha caps, però no posseeixen cap autoritat explícita i només poden usar la seva força de persuasió, mai donar ordres. Mantenen la pau mitjançant la conciliació. És persona respectada que sap avaluar el sentiment generalitzat sobre un assumpte i basa en això les seves decisions, de manera que és més portaveu que formador de l'opinió pública.

L'absència de possessions particulars en forma de terres i altres recursos bàsics vol dir que probablement existia alguna forma de comunisme. Potser hauria d'assenyalar que això no excloïa del tot l'existència de propietat privada. La gent de les societats senzilles tenen efectes personals com ara armes, roba, recipients, guarniments i eines.

Com en qualsevol grup social, havia inconformistes i descontents que intentaven utilitzar el sistema en profit propi a costa dels seus companys. Era inevitable que hi hagués individus aprofitats que sistemàticament prenien més del que donaven i que romanien tirats a les seves hamaques mentre els altres feien la feina. Tot i no haver-hi un sistema penal, a la llarga aquest tipus de comportament acabava sent castigat. La comesa d'identificar aquests malfactors requeia en un grup de xamans que en els seus tràngols endevinatoris es feien ressò de l'opinió pública.

No es pot doncs parlar de la necessitat innata que sent la nostra espècie de formar grups jeràrquics. L'observador que hagi contemplat la vida humana al poc d'arrencar l'inici cultural hauria conclòs fàcilment que la nostra espècie estava irremeiablement destinada al igualitarisme excepte en les distincions de sexe i edat. Que un dia el món s'anava a veure dividit en aristòcrates i plebeus, amos i esclaus, milionaris i captaires, li hauria semblat una cosa totalment contraria a la naturalesa humana a jutjar per l'estat de coses imperants en les societats humanes que aleshores poblaven la terra.

Una abraçada.






Sociedades igualitarias (1. Reciprocidad)


Hay quien intenta hacernos creer que el sistema capitalista es el único viable, que no hay otra opción, que hemos llegado aquí de forma natural y que cualquier otra opción es antinatural. El estudio de la historia nos lleva a ver que esto es falso. Basándome en el libro "Jefes, cabecillas y abusones" de Marvin Harris (Editioral Alianza, 1985) he preparado esta reflexión que he repartido en varios posts para hacerlo algo más liviano.

La vida del hombre transcurrió durante muchos millares de años sin necesidad de reyes ni reinas, primeros ministros, presidentes, parlamentos, congresos, gabinetes, gobernadores, alguaciles, jefes, fiscales, secretarios de juzgado, coches patrulla, furgones celulares, cárceles ni penitenciarías. ¿Cómo se las arreglaron nuestros antepasados sin todo esto?

Un primer modelo, que lo hacía posible en poblaciones de tamaño reducido donde todo el mundo se conocía íntimamente, y así los lazos del intercambio recíproco (o reciprocidad) vinculaban a la gente. Un modelo que aún pervive hoy en algunas zonas. La gente ofrecía porque esperaba recibir y recibía porque esperaba ofrecer. Dado que el azar intervenía de forma tan importante en la captura de animales, en la recolecta de alimentos silvestres y en el éxito de las rudimentarias formas de agricultura, los individuos que estaban de suerte un día, al día siguiente necesitaban pedir. Así, la mejor manera de asegurarse contra el inevitable día adverso consistía en ser generoso. El antropólogo Richard Gould lo expresa así: "Cuanto mayor sea el índice de riesgo, tanto más se comparte". La reciprocidad es la banca de las sociedades pequeñas.

Este intercambio recíproco se caracteriza porque no se especifica cuánto o qué específicamente se espera recibir a cambio ni cuándo se espera conseguirlo, cosa que enturbiaría la calidad de la transacción, no es un trueque ni una compra y venta. Y eso aún subsiste en las sociedades capitalistas, pues entre parientes cercanos y amigos es habitual dar y tomar de forma desinteresada y sin ceremonia, en un espíritu de generosidad. No obstante, hay en ello un lado sombrío, que es la expectativa de que nuestra generosidad sea reconocida con muestras de agradecimiento. Allí donde la reciprocidad prevalece realmente en la vida cotidiana nadie da jamás las gracias por lo que ha recibido. Expresar agradecimiento por la ración recibida indica que se es el tipo de persona mezquina que calcula lo que da y lo que recibe. Llamar la atención sobre la generosidad propia equivale a indicar que otros están en deuda contigo y que esperas resarcimiento. A los pueblos igualitarios les repugna sugerir siquiera que han sido tratados con generosidad. Todos los presentes, incluidos los invitados y visitantes reciben el mismo trato en el momento de la distribución, aunque solo se exija que contribuyan en la obtención de recursos a los miembros de la comunidad.

Sin duda existen cabecillas, pero no poseen ninguna autoridad explícita y sólo pueden usar su fuerza de persuasión, nunca dar órdenes . Mantienen la paz mediante la conciliación. Es persona respetada que sabe evaluar el sentimiento generalizado sobre un asunto y basa en ello sus decisiones, de manera que es más portavoz que formador de la opinión pública.

La ausencia de posesiones particulares en forma de tierras y otros recursos básicos significa que probablemente existía alguna forma de comunismo. Quizá debería señalar que ello no excluía del todo la existencia de propiedad privada. Las gentes de las sociedades sencillas poseen efectos personales tales como armas, ropa, vasijas, adornos y herramientas.

Como en cualquier grupo social, había inconformistas y descontentos que intentaban utilizar el sistema en provecho propio a costa de sus compañeros. Era inevitable que hubiera individuos aprovechados que sistemáticamente tomaban más de lo que daban y que permanecían echados en sus hamacas mientras los demás realizaban el trabajo. A pesar de no existir un sistema penal, a la larga este tipo de comportamiento acababa siendo castigado. El cometido de identificar a estos malhechores recaía en un grupo de chamanes que en sus trances adivinatorios se hacían eco de la opinión pública.

No se puede pues hablar de la necesidad innata que siente nuestra especie de formar grupos jerárquicos. El observador que hubiera contemplado la vida humana al poco de arrancar el despegue cultural habría concluido fácilmente que nuestra especie estaba irremediablemente destinada al igualitarismo salvo en las distinciones de sexo y edad. Que un día el mundo iba a verse dividido en aristócratas y plebeyos, amos y esclavos, millonarios y mendigos, le habría parecido algo totalmente contrario a la naturaleza humana a juzgar por el estado de cosas imperantes en las sociedades humanas que por aquel entonces poblaban la Tierra.

Un abrazo.

26 comentaris:

  1. Supongo que estas sociedades basadas en la igualdad y la reciprocidad empezarían a tambalearse según la población fuera aumentando a la par que la codicia, el egoismo y la envidia, que deben ser sentimientos inherentes al ser humano tan antiguos como la humanidad misma. Quizás en grupos pequeňos podría ser relativamente fácil neutralizar a los individuos insolidarios, pero en los grandes se volvería imposible.
    Lo malo de un sistema basado en la reciprocidad es que necesita de un cierto equilibrio entre las dos partes. Cuando ese equilibrio falla, el sistema se viene abajo. Y teniendo en cuenta la naturaleza humana, mantener estos equilibrios debe ser bastante complicado.
    Si tomamos tu ejemplo de esas pequeňas sociedades humanas que son las familias, podemos encontrar tanto esas muestras de generosidad desinteresada a las que tu aludes, como las de individuos que anteponen claramente el interés material a los afectos personales, incluso existiendo lazos de sangre. Para muestra, las batallas campales que se montan con las herencias.
    De todas formas, yo creo que quizás el sistema capitalista podría hasta funcionar, o al menos no resultar tan nocivo, si no se llevara al extremo de la deshumanización absoluta, como ocurre ahora en Espaňa. De hecho, existen otros planteamientos por ahí, que también se podrían englobar dentro del sistema capitalista, y que no parecen tan insolidarios.

    Abrazos

    ResponElimina
    Respostes
    1. El autor dice que esas sociedades duraron 30.000 años, no debía ser tan complicado mantenerlas... A lo largo de esta serie de posts se desvelan las causas de su desaparición en la mayor parte de la sociedad, aunque se mantiene en esas pequeñas comunidades como los !Kung del desierto del Kalahari. No voy a adelantar acontecimientos.

      El capitalismo tal como lo conocemos se basa en la desigualdad social lo que lo hace poco equitativo.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
  2. Eii Josep. Un tema força interessant.

    De fet i no fa gaire em varen arribar a dir , des d'un punt de vista neomaquiavèlic, que les jerarquies eren necessàries per la humanitat ja que eren presents amb la natura i exemplificaren amb una colmena d'abelles. Qualsevol argument és vàlid per desacreditar l'evident Contracte Social. Com sempre, hem d'estar defensant allò més bàsic com és el ja superadísim contracte social una i una altra vegada per aquesta cultura de la por.

    Marx amb el seu materialisme dialèctic parlava d'una qüestió molt semblant a la que tu presentes aquí. L'autor defensava basant-se en l'evolució (Recordem que els filòsofs de la Sospita teoritzen i interpreten a partir de la Teoria de l'Evolució, Darwin, Marx (Engels) Nietzsche i Freud) que l'ésser humà s'organitzava de manera no jeràrquica en societats com a organització que permetia la supervivència de l'espècie, aquí podem tornar a recordar la frase nietzscheniana "Allò que és viu vol seguir vivint". És en el moment en que torna complexa aquesta organització en el precís instant en el que es produeix una revolució económica amb la descoberta de l'agricultura, que dóna lloc a l'excedent. És l'excedent el que afavorirà uns sobre els altres. Amb l'aparició de la propietat privada, la idea "d'això és meu" dóna lloc a una moral que pretengui defensar aquest fet, qüestió que l'autor anomenarà ideologia (Religió, lleis) i posteriorment l'aparició de l'estat. Diu que l'ésser humà està determinat per l'evolució del sistema econòmic per les transformacions que aquest sistema pateix per l'evolució de la societat humana i no a l'inrevés com se solia creure. L'estat és la màxima garantia de la defensa de la propietat i aquesta és defensada mitjançant la repressió, sovint exercida per la humiliació i el control de les armes, entenent que es té coneixement que és la violència allò que posa en perill la propietat privada i per tant tot el conjunt de les jerarquies i l'ordre social. S'engana l'invididu mitjançant la ideologia i la cultura fent-lo veure que necessita l'amo com a mitjà necessari per a la seva subsistència, i que sense aquest la seva vida seria impossible, ja que és l'amo qui té els mitjans de producció defensats per l'estat. Per tant, i per mi, quan l'estat parla d'ordre, quan parla de dignitat i igualtat, només puc sentir un fort desig de vomitar, precisament per la influència que Marx ha tingut des de fa uns anys en la meva vida.

    Una besada molt forta. Compte amb els neoplatònics filofeixistes!

    ResponElimina
    Respostes
    1. I l'instint de tot esser viu de sobreviure i de perpetuar la seva espècie on queda? cadascún vol perpetuar la seva càrrega genética; ya sigui la famella triant al macle que considera més idoni; o el mascle considerant "propietat" privada la famella on dipositar la seva càrrega genética sense intromissions.

      Elimina
    2. @Bactèria,

      De fet, i segons l'autor, a qui es deu el mètode anomenat materialisme cultural que aporta en aquesta ciència la comparació de societats cronològicament allunyades, els primers excedents apareixen en les societats pesqueres i mariscadores de les costes marines i de les ribes de rius i llacs i es consoliden amb la agricultura, com veurem en els següents posts, tot i que el gran motor de tot plegat, com veurem, es deu a les societats redistribuidores.

      És adir que tot això que dius ho veuràs reflectit en els propers post.

      Ara que puc veure debats a la tele i que n'abandono molts perquè no es respecten ni es deixen parlar i òbviament ni tant sols s'escolten entre ells, estic observant que una de les característiques d'aquest personatges neoliberals (o neoplatònics filofeixistes que en dius tu) és no deixar parlar els altres, interrompent-los contínuament o parlant al mateix temps que l'altre perquè no es pugui sentir el que diuen...

      Moltes gràcies per l'aportació del teu comentari.

      Una abraçada.

      Elimina
    3. @Betulo,

      Crec que aquesta afirmació teva sobre que "el mascle considerant "propietat" privada la famella" no se sustenta en cap evidència científica. Ni tan sols el mascle alfa, que lidera el grup considera el grup una "propietat". El concepte de propietat neix de la dificultat d'elaborar una cosa, no del desig. El mascle alfa considera de la seva propietat el lideratge, no el grup que lidera.

      Aquesta afirmació teva és d'un masclisme absolutament exagerat. Pura ideologia.

      Moltes gracies per l'aportació del teu comentari.

      Una abraçada.

      Elimina
  3. Primer; canvia l'any de la edicó del llibre. Crec que Alianza Editorial no es del S.XIX.

    No me he llegit el llibre, ni ganes, per que, per teories, n'hi ha per donar i vendre; jo no estava fa 30.000 anys i mira, allò de Caim i Abel, Noé, Matusalem i no sé qüants més, es més estètic; ho trovo més bonic.

    I ja posats; el comunitarisme, NO es cap certa forma de comunismo. Això es com els que diuen que Jesús va ser el primer comunista; o, que el destí universal dels bens, l'extensió de l'ensenyament, l'aixoplug dels necesitats...; es socialista. Allò de ensenyar al que no sap, donar estada al peregrí, de beure i mejar al que te sed i fam...; ho desconeixen.

    Així que, tal i com anava llegint-te, em recordava al monaquisme primitiu, però després m'he enrecordat d'en Napoleó de La granja Animal d'Orwel: "tots els animals son iguals, però, uns son més iguals que d'altres".

    Donat que tota organització de la convivècia d'un grup de persones que no estigui centralitzada, i dirigida desde aquesta centralització, es capitalisme; el que descrius, no deixa de ser-ho.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Moltes gràcies per advertir-me de la errada. Un petit vall de números, vaig intercanviar la posició del 8 i del 9 sense adonar-me'n. M'excuso per la meva dislèxia privada. Ja ho he corregit.

      Molt em temo que no has acabat d'entendre aquesta forma de funcionament. En la reciprocitat no hi ha cap orgue central, és la pròpia gent que pel seu propi interès reparteix els recursos que aconsegueix ja que no existeix el concepte de propietat de la fonts del recursos i si la necessitat de garantir-se l'aliment i el refugiel dia que ell no n'hagi pogut aconseguir. Tant el territori, com les aigües, els abrics naturals o les cabanes són de la comunitat, ningú en té la propietat. Els indis de l'Amèrica del Nord no podien concebre que algú poses una tanca al territori.

      El sistema es basa en la generositat i la modèstia. Encara avui en dia, als pobles petits no excessivament turistitzats, els pagesos obsequien als seus veïns part de les millors peces del seu hort sense esperar-ne res a canvi.

      La nostra mentalitat occidental moltes vegades ens impedeix imaginar que una cosa així pogués funcionar, estem massa acostumats a pagar per tot... Aviat haurem de pagar per respirar.

      Això és ciència, no ficció.

      Moltes gràcies per l'aportació del teu comentari.

      Una abraçada.

      Elimina
  4. Peace yo creo k Pucho tiene toda la razon.Ese tipo de sociedad igualitaria solo podria ser factible en comunidades muy pequeñas en las k todo el mundo se conoce y ala larga dependian unos de otros.Ami me da k encuanto la humanidad se empezo reunir en ciudades ((( no ara ni 7000 años ))) se impalto un poko la sociedad de consumo y el comercio,lo k inevitablemnete llevaria ala aparicion del huso monetario y a una ruptura de la solidaridad tradicional de las primeros grupos humanos.

    Besitosss !!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Juanjo, la primera concentración urbana de la que tenemos noticia tiene unos está fechada cerca del año 5.500 a.c.. Sus principales riquezas fueron la minería y la ganadería bovina. Hay evidencias de la existencia de un sistema teocrático con caudillos que concentran el poder político y religioso. Homo sapiens pobló la tierra desde el 200.000 a.c. y la agricultura no apareció hasta el neolítico, hacia el 8.500 a.c. Es decir que durante más de 190.000 años sapiens fue cazador (o pescador) y recolector. Los primeros asentamientos sedentarios detectados son del 11.000 a.c. Hasta entonces los humanos no tuvieron excedentes. Por no hablar de los antepasados de sapiens que aparecieron hace entre 2 millones y 2,5 millones de años.

      Como veremos son los excedentes los que nos llevaron a las desigualdades sociales que muchos aún se interesan en mantener y sostienen que son consustanciales a los seres humanos, ya que no hay otras opciones mejores. Creo que este texto aporta otra visión del ser humano y de sus posibilidades de organización social.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
  5. Josep:
    Esto de las sociedades 'igualitarias' creo que solamente existe en la 'teoría' pero nunca en la práctica.

    Ninguna 'sociedad' por minúscula que fuera o por su misma 'orientación' política que tuviera, creo que sería igualitaria.

    Desde que el hombre es hombre, necesitó 'diferenciarse' del resto: ya sea en forma social, económica o política, creando estas 'abismales' desigualdades sociales del mundo de hoy.

    Pero aún así y desde épocas prehistóricas, el hombre sintió la necesidad de sentirse 'superior' ante sus congéneres, más allá de tener solamente la necesidad de vivir y de dar para recibir.

    Socialmente, el varón se distanció de la mujer. Económicamente, los que más poseían de los que menos poseían establecieron las diferencias. Políticamente, el control del 'poder' los fue separando desde sus orígenes. Hasta en las mismas creencias, establecieron desigualdades.

    Creo que estas desigualdades, o la lucha cruenta o incruenta, por el poder mismo, se estableció desde que el hombre evolucionó de 'animal' a persona. Y aún, entre los animales, estas desigualdades están establecidas desde el principio de los tiempos.

    No creo en las sociedades 'igualitarias' porque el 'poder' sobre los demás, es algo 'innato' en el hombre, sea que estemos hablando de sociedades antiguas, medias, modernas o contemporáneas.

    Qué la 'brecha' del poder se sigue agrandando...??? En eso quizás te dé la razón. Pero el poder por el poder mismo, desigualó al hombre, desde los comienzos de la historia.

    Besos!

    ResponElimina
    Respostes
    1. La sociedad !Kung existe hoy en día (desierto del Kalahari, Botswana) y es una sociedad igualitaria real.

      Los primeros ejércitos no aparecen hasta año 3000 a.c. en Mesopotania, mientras que las primeras sociedades jerarquizadas se fechan en el 7500 a.c. donde el caudillo acumulaba el poder político y el religioso (teocracias). Pasaron años ¿verdad? Se cree que estas sociedades son fruto de los excedentes que llevaron a los humanos al sedentarismo, a la acumulación de recursos y, en consecuencia, a las desigualdades sociales, esto se fecha hacia el 11.000 a.c. Creo que la codicia sí que es innata en el hombre (algunos dicen que forma parte de nuestro instinto de supervivencia). Es, también, cuando empiezan los caudillajes hereditarios.

      Los primeros homo sapiens datan del año 200.000 a.c. Se cree que vivieron en sociedades igualitarias casi 190.000 años. No me lo invento yo, lo dicen los científicos especializados en estos temas. Tanto homo sapiens, como homo Neardenthal en Europa y Erectus en Ásia, vivieron en sociedades igualitarias durante muchos miles de años.

      Eso de que las personas necesiten el poder, dominar o ser dominados son falacias. No es "innato" en absoluto, son mentiras de los ultraliberales que nos quieren hacer creer que esto no tiene alternativas.

      Con nuestra mentalidad economicista, de este mundo en el que pagamos por todo, que le ponemos precio a todo, nos cuesta imaginar una sociedad como la de los !Kung, pero existe, no es ficción, es realidad.

      En algo te voy a dar la razón, desde el comienzo de la historia, ya que considera que la historia empieza con la escritura, las sociedades son desigualitarias, eso es verdad. Porque la escritura se inventó para poder hacer relaciones de bienes acumulados por los caudillos y reyes de las distintas sociedades jerarquizadas y desigualitarias de aquel mundo. Hablamos de prehistoria donde nadie necesitaba para nada una relación de bienes ni de jerarcas.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina
    2. Se cree, se cree, se cree..., siempre igual; en cambio, cuando se habla de Set, Matusalén, Sansón, etc. se desprecia.

      De la excepción no se puede hacer la regla, tan sólo la confirma; y, el instinto de conservación de los seres vivos, PESA. El pez grande se come al chico; ¡y eso que dicen que sólo poseen un segundo de memoria! Recuerdo en cierta ocasión, desbrozando un bosque, encontrarme dos árboles de diferente clase, que habían crecido juntos, en que uno estaba desarrollado un nudo que abrazaba al otro; aún no llegaba a cerrar el anillo, pero se notaba que empezaba a perjudicar su desarrollo; claramente su objetivo, aunque a la velocidad vegetal, era estrangularlo.

      ¿Botswana? interesante tenerla de referente para otra cosa que no sea que el 15% de su población tiene VIH.

      Elimina
    3. Ya veo que según tú solo se debe creer en tu dios... A deferencia de las certezas, que es cuando hay evidencias suficientes, uso la expresión "se cree" para aquello que se sospecha que es o fue de determinada forma, pero no hay evidencias suficientes como para corroborarlo. Dejando demagogias a parte.

      Ya veo que si algún día me intereso por el impacto del VIH en el mundo tendré que consultarte. ¿Cómo lo tenéis en Badalona? Creo que en Cataluña hay unos 33.000 casos ¿Eso que sería un 0,5%? Que diferencias sanitarias tan grandes hay entre el primer y el tercer mundo ¿Habrá un 15% de !Kung infectados? Pero... ¿Que tendrá todo eso del VIH con las sociedades igualitarias? ¡Menuda memez sacar ese tema en este contexto!

      Por cierto, aunque solo haya mencionado un ejemplo de sociedad basada en la reciprocidad, existen hoy en día algunas más, como los semais en la península malaya o los mehicanus en Brasil. Confieso que no soy capaz de hacerte una lista exhaustiva, pero ya ves que no se trata de un caso aislado.

      Elimina
    4. Según yo, EL 80% DEL CONOCIMIENTO DEL SER HUMANO ES POR FE; por eso se debe creer en muchas cosas, no sólo en Dios, ¡que pequeño sería el concepto que tengo de Dios si cupiera en esta pobre cabeza mía! por eso no es MI dios. Dudo del porcentaje exacto; pero, no podemos calcular, experimentar, comprobar, deducir... TODO el conocimiento que asumimos como cierto: confiamos en lo que otros, supuestamente, han hecho.

      Elimina
    5. A parte de tu fe que es cosa tuya, la ciencia requiere que toda afirmación sea comprobable, es decir, que toda afirmación debe sustentarse en evidencias comprobables por quien lo desee.

      Elimina
    6. ¡Lo comprobable que era que la tierra era plana, o la generación espontánea! los científicos de la época así lo defendían; pero la mayoría lo asumía con-FI-adamente.

      Elimina
    7. Cierto, así fue en ese milenio oscuro en que solo valía lo que decía vuestro libro y vuestra fe. Tuvimos que esperar a que Descartes volviera a sentar las bases del método científico para seguir adelante y dejarnos de las supercherías, como la creación, a las que algunos aún os seguís aferrando para defender vuestra ideología y vuestras supersticiones.

      Elimina
    8. Bueno, para la refutación de generación espontánea hubo que esperar a Pasteur; CUATRO siglos más de "luminosa" racionalidad-empírico-idealista; je je je... pero ni Pasteur, ni Descartes, perdieron jamás su fe católica; que no es una fe del libro.

      Elimina
    9. Para darnos cuenta de ese error de las religiones tuvimos que esperar al siglo XIX. Y lo que nos queda....

      Elimina
    10. No es la Religión Verdadera la que defendía que la Tierra era plana, sino los científicos; ni la creación espontánea, sino LA Creación; y, ésta, sucesiva. De ahí, que también deba estar de acuerdo contigo: el ERROR de las religiones; como de las ciencias; sólo UNA es Verdadera; pero; como dice el adagio: "Cuando el sabio señala a la luna, el necio mira al dedo"; y, además, añado yo, éste se cree que todo lo sabe; mientras aquel dice: "sólo sé que no sé nada".

      Elimina
    11. ¿Cómo? ¿Que hay una religión verdadera? ¡Anda ya! ¡Menos lobos! Todas las religiones son falsas. Si no hay dios ¿Cómo va a haber religión verdadera? No nos hagas perder el tiempo con creencias sin fundamento.

      Por cierto, la idea medieval de que la tierra es un disco plano con el centro en Jerusalén marcada por un cruz es defendida por esa iglesia que hoy se hace llamar católica apostólica y romana... A ver si nos informamos mejor amigo mío.

      Elimina
    12. ¡No hay peor ciego que el que no quiere ver! Ese es el problema: IN- formarse; menos deformarse y más formarse. Ya sé que a ti te gusta el olor del ácido clorhídrico...

      Elimina
    13. Exactamente: No hay más ciego que el que no quiere ver

      Elimina
  6. en la cultura Inca, habia algo que se llamaba Minka, que es cuando alguien necesitaba sembrar sus terrenos todos lo ayudaban, despues cuando otro necesitaba ayuda lo ayudaban también, una especie de pacto de ayuda mutua para hacer estas tareas más fáciles,
    Claro que la sociedad Inca estuvo dirigida por conquistas y una jerarquía, pero creo que esta forma de colaborar de alguna forma encaja.
    Por lo menos me la recordo

    ResponElimina
    Respostes
    1. No lo conocía, pero me ha recordado que hasta no hace mucho en gran parte de la sociedad rural catalana se hacía en común, toda la gente del pueblo o aldea, el mantenimiento de los accesos y las labores de mantenimiento de las propiedades comunales o compartidas. Cada uno aportaba su trabajo y se pagaba entre todos lo que hubiera que adquirir.

      Muchas gracias por la aportación de tu comentario.

      Un abrazo.

      Elimina